21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El susanismo da sus últimos coletazos en el PSOE antes de desintegrarse

Pedro Sánchez, flanqueado por Adriana Lastra y José Luis Abalos.

Pedro Sánchez, flanqueado por Adriana Lastra y José Luis Abalos.

Cautivos y desarmados, quienes no apoyaron a Sánchez se preparan para asistir al 39 Congreso Federal como convidados de piedra. Salvo Patxi López, que ha decidido subirse al caballo ganador.

"En el PSOE, nadie va a criticar los pasos de Pedro hasta dentro de mucho tiempo, pero recelos, los hay y cada vez más". Este diagnóstico a ESdiario corresponde a un diputado afín a Susana Díaz que, en apenas 24 horas, ha pasado de expresar su satisfacción por el primer discurso de su nuevo jefe de filas en el Congreso, José Luis Ábalos, a cierta preocupación por las interpretaciones posteriores y, sobre todo, por la carta remitida al diario El Mundo por Pedro Sánchez con el título El PSOE siempre a la altura.

Desde su victoria en las primarias del 21-M, es imposible recoger la valoración de ningún barón socialista sobre la actualidad política o sobre el desenlace de la moción de censura presentada por Pablo Iglesias y saldada este miércoles con un estrepitoso fracaso.

Solamente el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, va a colaborar con Sánchez tras aceptar presidir el secundario Consejo de Política Federal:

 

La presencia de Nuria Parlón, defensora del "derecho a decidir" ha desatado la alarma del PSOE andaluz

Sin embargo, según las fuentes consultadas por este diario, tres factores han alertado al susanismo rendido, en vísperas del arranque del 39 Congreso Federal. "El guante recogido" de Ábalos a Iglesias, dos "preocupantes" designaciones de Sánchez para su Ejecutiva, y las reflexiones del líder socialista este jueves, en el marco del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas.

Los oficialistas reconocen sin ambages que Sánchez "está ahora más que legitimado" para adoptar las decisiones que considere, pero admiten su preocupación por "sus prisas". "Antes de coser la heridas que permanecen, algunos se han lanzado a toda velocidad a seducir a Pablo Iglesias olvidando lo que nos ha hecho", afirma el diputado antes citado.

Y se refiere a este párrafo concreto del artículo de Sánchez en El Mundo. "Quiero manifestar abiertamente que me esforzaré para conseguir cuanto antes una amplia mayoría parlamentaria que desbanque al PP del Gobierno. Haremos una oposición al servicio de la mayoría social (...) generando un espacio de encuentro con las fuerzas del cambio".

Una fuerza del cambio que es Podemos. El mismo Podemos -se recuerda en el susanismo- que somete a la presidenta andaluza a un durísimo marcaje o que ha tumbado los presupuestos del presidente de Castilla La-Mancha.

Cataluña y la Ejecutiva

A la espera de ver cómo sale el PSOE del Congreso de este fin de semana, entre los barones no se oculta la "alarma" que produjo este miércoles la oferta formal de Ábalos a Iglesias para pactar una reorganización del modelo territorial. "Un referéndum no sólo para Cataluña, sino también para el País Vasco y para cualquier comunidad histórica que lo reclame", se recuerda desde el susanismo.

Con esta iniciativa, Sánchez va a proceder la voladura de la llamada Declaración de Granada, impulsada en 2013 por Alfredo Pérez Rubalcaba y consensuada con todos los barones socialistas, incluido el catalán Pere Navarro.

"El Estado de las Autonomías, al contrario de lo que creen sus detractores, ha sido el instrumento más eficaz de vertebración nacional y de cohesión social. Ha sido y tiene que seguir siendo uno de los pilares más sólidos de la unidad de los pueblos de España", sentencia la declaración que Sánchez exige derogar. 

En este sentido, en un sector del PSOE se hace hincapié este jueves en la decisión del presidente de Asturias y expresidente de la Gestora, Javier Fernández, de renunciar a intervenir en la apertura del 39 Congreso.

Así están los ánimos entre los leales a Díaz que, además, esperan -apagados los ecos del debate de la moción de censura- una purga en las portavocías del PSOE en el Congreso y Senado a la vuelta del verano.

Por ello, los barones llegan al 39 Congreso en guardia. No hablarán ahora. Pero, además, la llegada a la Ejecutiva de la catalana Nuria Parlón y Odón Elorza han desatado más de una suspicacia por su "ambigüedad" sobre el concepto de España.

Más preocupación había generado aún el silencio de Patxi López hasta este mismo jueves, en el que el exlendakari aceptó la oferta que hace ya tres semanas le hizo Sánchez para integrarse en su Ejecutiva precisamente para coordinar el área territorial y lidiar con el desafío catalán.

Y en López confía el susanismo para evitar que los Sánchez "dinamite" la historia del PSOE

 

Comenta esta noticia
Update CMP