15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont y la CUP aprovechan el vacío de poder para acelerar la rebelión

Junqueras, Puigdemont y la portavoz de la CUP, Anna Gabriel

Junqueras, Puigdemont y la portavoz de la CUP, Anna Gabriel

Mientras el PSOE se desangra y el bloqueo institucional se mantiene, los independentistas dan un acelerón a su hoja de ruta y buscan fecha para su referéndum ilegal.

Mientras España está a punto de cumplir un año sin gobierno, los independentistas aceleran su desafío independentista.

Los grupos de Juntos por el sí  (Esquerra y la antigua Convergencia) y la CUP ultiman una propuesta de resolución para que el referéndum de independencia en Cataluña se celebre "como muy tarde en septiembre" de 2017, han explicado fuentes de la negociación.

El texto no está registrado y ambos grupos negocian un texto conjunto que recoja la celebración del referéndum dentro de este límite, y que girará en torno al órgano de control que debe prepararlo.

Sería una resolución de consenso, teniendo en cuenta que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, propuso celebrarlo en la segunda quincena de septiembre y que el borrador de la propuesta de resolución de la CUP proponía hacerlo antes de julio.

Las mismas fuentes han aclarado que uno de las claves del escrito será incluir la creación de la comisión de seguimiento para el impulso, control y ejecución del referéndum "antes de final de año" -algo que ya incluía el texto de la CUP- y un órgano que está llamado a ser el que dirija la concreción de la consulta.

La propuesta también puede recoger la demanda de la CUP de que tanto el órgano como el mismo referéndum se pondrán en marcha "independientemente de cuál sea la posición del Estado".

Comenta esta noticia
Update CMP