Benidorm pone en marcha el III Skyline Film Festival

La tercera edición del Skyline Film Festival de Benidorm quiere alcanzar los 400 cortos

La tercera edición del Skyline Film Festival de Benidorm quiere alcanzar los 400 cortos

La Concejalía de Cultura y la organizadora, Paella Producciones, confían en recibir 400 cortometrajes a concurso.

El Skyline Benidorm Film Festival celebrará su tercera edición del próximo 4 al 7 de abril en la ciudad de los rascacielos. Se trata de un certamen cinematográfico que focaliza su contenido exclusivamente en los cortometrajes y que en apenas dos años de celebración se está convirtiendo en un referente en el que se exponen las mejores obras del panorama nacional. Sin ir más lejos, en la edición del año pasado se exhibió el corto “Madre” de Rodrigo Sorogoyen, que está nominado a los Oscars de este año.

La organización del evento, Paella Producciones, confía en “duplicar la cifra de 200 cortos del año pasado y alcanzar los 400”, según ha explicado su directora, Beatriz Hernández, durante la presentación del certamen que, además de las proyecciones, contará también con charlas, mesas redondas y talleres dirigidos a todos los públicos, en muchos casos con la participación de los profesionales que han hecho posible los cortometrajes.

Se han establecido cinco categorías de premios; a la mejor ficción nacional, a la mejor ficción valenciana, al mejor documental, al mejor guión y al mejor corto dirigido por estudiantes.

Ana Pellicer, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Benidorm, ha destacado la elevada participación que se registró el año pasado con 200 obras presentadas y ha expresado su deseo de que el festival sirva “para que los futuros cineastas se interesen en Benidorm como plató”. No hay que olvidar que la ciudad, y en especial la Benidorm Film Office, está realizando un trabajo muy reseñable en los últimos años con el objetivo de incrementar el número de rodajes que tienen lugar en el término municipal.

Hasta la fecha, a mediados del período de inscripciones, se han recibido ya 150 cortometrajes, según detallaba Beatriz Hernández, de los cuales subrayó la “muy elevada calidad de todos ellos”. Una vez acabado el plazo de presentación se hará una selección de 25 obras para que sean proyectadas y todas ellas obtendrán un pago de 200 euros por proyección “de modo que el premio se reparte entre todos los seleccionados, que creemos que es lo más justo”. No obstante, habrá un premio de 350 euros para el mejor corto valenciano, otros 350 para el mejor documental y 550 euros para el mejor cortometraje nacional.

Pero el festival no se quedará solo en las proyecciones que se realizarán en el Aula de Cultura de la CAM, sino que habrá varias actividades paralelas. Entre ellas, un taller de “stop motion” con plastilina para niños de 6 a 11 años, un taller de doblaje para alumnos entre 12 y 18 años, otro taller para “aprender a ver cine” y una master class a cargo de Clara Bilbao, que acaba de recibir un premio Goya al mejor vestuario.

Comenta esta noticia
Update CMP