¿Venta de humo?: el Plan de Acción Territorial de Alicante-Elche cumple etapas

Imagen de archivo de una reunión de alcaldes de Alicante y Elche.

Imagen de archivo de una reunión de alcaldes de Alicante y Elche.

Pese a las suspicacias entre las dos ciudades, Alicante y Elche, el Plan de Acción Territorial concluye una primera fase llena de buenas intenciones que necesita un consenso que no existe.



En la primera fase de participación pública han participado un gran número de expertos y agentes sociales y económicos. La primera versión del PAT Alicante-Elche ha contado con la participación y ha sido consensuada con los ayuntamientos implicados con carácter previo a su exposición pública, detalla la Generalitat en un comunicado.

Una vez alcanzado el consenso con los municipios, el PAT se expondrá al público por un periodo de mínimo de dos meses, en los que se recogerán las alegaciones, sugerencias y propuestas pertinentes de todas aquellas personas que deseen hacer sus aportaciones.

El plan abarca 15 municipios de las comarcas de L'Alacantí, Baix Vinalopó, Vinalopó Mitjà y la Vega Baja del Segura, lo que representa una población cercana a los 800.000 habitantes.

De los resultados de la primera fase de participación pública, recogidos en el documento, se define la infraestructura verde del área, incluyendo todos los suelos de valor ambiental, territorial y paisajístico valorados y ordenados en función de los bienes y servicios productivos, ambientales, territoriales, culturales y de lucha contra el cambio climático que generan para toda la sociedad.

Para la dirección general de Territorio, "este es un proceso innovador que permite graduar y conservar activamente estos suelos en función de los bienes y servicios que producen".

En este sentido, destaca la importancia del diseño y ordenación de espacios emblemáticos como el Campo de Elche, el eje del Vinalopó y sus conexiones, la Huerta de Alicante, la conexión del Monnegre hasta el embalse de Tibi, los humedales de la antigua Albufera de Elche o barrancos como el de las Ovejas con un gran potencial conector en el contexto del área metropolitana de Alicante.

Otra novedad del PAT es la posibilidad de que el área funcional Alicante-Elche cuente con una zonificación completa del suelo no urbanizable, que será común en su ámbito, aunque los ayuntamientos en este marco podrán regular con mayor detalle en sus respectivos límites.

Esta zonificación tendrá al menos unas diez zonas diferenciadas, como de regadío tradicionales y marjales, de regadío común, de conexión ambiental y funcional o de secano, entre otras, así como un régimen de compatibilidades e incompatibilidades de usos y actividades para cada zona.

Con ello, se pretende conseguir una ordenación "más racional de los usos" en el territorio y se podrán suprimir figuras como las Declaraciones de Interés Comunitario para ciertas actividades al estar reguladas por un Plan de Acción Territorial y, por consiguiente, solamente necesitarán de la licencia municipal instalaciones de bodegas, centros de transformación de productos primarios, instalaciones deportivas al aire libre y campamentos de turismo, entre otros.

Comenta esta noticia
Update CMP