28 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias vuelve a atacar al juez para tratar de esconderse en el 'caso Dina'

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

El vicepresidente ha remitido un recurso a la Audiencia para recuperar la condición de perjudicado que el juez le retiró en la causa que investiga el robo de la tarjeta de su exasesora Dina

Pablo Iglesias ha presentado un escrito ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para recuperar su condición de perjudicado en la pieza 'Dina' del caso 'Tándem', en la que se investiga el robo del teléfono móvil de su exasesora Dina Bousselham. Pero lo hace cargando contra el juez, haciéndose de nuevo la 'víctima' de una Justicia a la que critica una y otra vez.

Así, en el recurso el abogado de Iglesias lanza una nueva acusación contra el juez instructor Manuel García-Castellón al entender que cuando en mayo retiró esa condición de perjudicado a su defendido, se hizo siguiendo "la hipótesis del juzgador" que es "ajena a la naturaleza de la presente causa" y "carecía de elemento indiciario alguno del supuesto daño a la tarjeta".

 Todo ello, después de que en junio el juez entendiera que el líder de Podemos tuvo en su poder la tarjeta del teléfono de Dina Bousselham desde el 20 de enero de 2016 y que ocultó este extremo a Bousselham durante meses, por lo que el hecho de no devolverle la tarjeta tuvo consecuencias "en el esclarecimiento de los hechos investigados".

Sin embargo, ahora, los abogados de Iglesias sustentan su escrito en la testifical del responsable de la empresa 'Recuperación Express', Arron James Evans, que, a su juicio deja patente que cuando recibieron la tarjeta en 2017 para recuperar sus datos, ésta "no presentaba daños".

A ello, añaden el informe policial del 12 de agosto en el que se apunta que esa tarjeta tenía desperfectos en la parte posterior izquierda producidos por el lijado de la cubierta protectora, y que sería compatible con un intento de recuperación del contenido de la memoria, una vez que se ha detectado un fallo en la controladora de la tarjeta que impide su normal funcionamiento.

Los abogados consideran que los informes aportados sitúan a Iglesias como perjudicado

Así, aseguran que todos los elementos indiciarios que se van aportando, "pese a la actividad instructora absolutamente ajena a cómo apareció copia del teléfono sustraído con base en archivos de fecha diciembre de 2015", vuelven a situar la causa en el previo momento de haberse reconocido la condición de perjudicado de Iglesias.

Por ello, insisten en que Iglesias no es más que una víctima de un entramado enmarcado en lo que él denomina 'las cloacas del Estado' ya que parte del contendio apareció publicado los medios de comunicación con la única intención de "desacreditarle".

De esta manera, ahora será el juez Manuel García Castellón el que de nuevo tendrá que pronunciarse tras los ataques de Iglesias y establecer si realmente el vicepresidente fue una 'víctima', como él mismo sustenta o vuelve pedir más pruebas que permitan esclarecer las razones por las que Iglesias guardó la tarjeta durante ese tiempo.

Comenta esta noticia