27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El fiscal actúa contra la kale borroka catalana ante la pasividad de los Mossos

Los autodenominados Comitès de Defensa de la República, este lunes en el peaje de Sitges.

Los autodenominados Comitès de Defensa de la República, este lunes en el peaje de Sitges.

La Audiencia Nacional se pone seria después de que los llamados Comités de Defensa de la República hayan campado a sus anchas en los últimos días.

Desde partidos tan distintos como Ciudadanos, PP y PSC, este lunes se ha lanzado una seria voz de alarma: los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) se han radicalizado en las últimas horas y campan a sus anchas, sin control, ante la pasividad de los Mossos.

Y, además, con un salto cualitativo: del corte de carreteras y el boicot a los peajes de las autovías catalanas, han pasado al atentado con un artefacto a un concesionario de Mercedes en la céntrica Vía Augusta de Barcelona. El ataque no era improvisado: fue cometido con dos bombonas de camping gas preparadas previamente.

De hecho, dada la gravedad de la escalada, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha anunciado que ha impulsado "y lo seguirá haciendo" acciones contra las "intolerables actuaciones" de estos grupos con el objetivo de "llevar ante la justicia a los autores y promotores de estos vandálicos actos".

Y es que este lunes, día de la operación retorno de Semana Santa para los catalanes, los CDR han reaparecido en Sitges, para boicotear y levantar las barreras del peaje de la autovía, otro ataque violento del que, además, han alardeado en las redes sociales, donde mantienen una organización propia de una estructura militar.

Y es que un informe de la propia Guardia Civil ha vinculado a estos Comités con las entidades independentistas ANC y Ómnium. Pero también con las estructuras del propio Junts per Catalunya, con las juventudes de ERC y de Arrán, el movimiento juvenil de la CUP.

"El objetivo de movilización social para la consecución de una República Catalana es común para ANC, Òmnium Cultural y los CDR, contando estos últimos con una mayor eficacia y repercusión en términos de llamamiento a la población para movilizarse y emprender su estrategia de resistencia y desobediencia civil", explica el informe del Instituto Armado.

Los investigadores han identificado a algunos de los promotores de estas "células de resistencia", entre ellas la portavoz del CDR de Sants, Helena Vázquez; y -vinculados a la plataforma En pie de paz, también en el punto de mira de Interior- los exdiputados de la CUP David Fernàndez y Antonio Baños, la filósofa Marina Garcés, o y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri.

 

La pasividad de los Mossos con los actos violentos de los CDR han desatado una nueva polémica contra el Ministerio del Interior.

 

Según fuentes consultadas por ESdiario, hace meses fue también la propia Ertzaintza la que trasladó a los Mossos información relativa a varios desplazamientos desde el País Vasco a Cataluña de "elementos violentos" vinculados al entorno proetarra, algunos identificados por su relación con la llamada kale borroka. También el CNI y las FSE tienen identificados a activistas radicales vinculados al anarquismo europeo, entre ellos varios italianos especialmente violentos.

Curiosamente en su recurso contra el auto de procesamiento del juez Pablo Llarena, Carles Puigdemont argumenta este lunes que durante el procés no ha existido violencia con carácter generalizado si no "hechos puntuales"

Pero el propio líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reconocido también este lunes la gravedad de la situación. Y ha desvelado un significativo y preocupante aumento de las amenazas a diversos colectivos, entre ellos jueces, fiscales, policías y representantes de las fuerzas constitucionalistas.

"Nos preocupa mucho la violencia y los comandos separatistas que se están organizando. Pedimos al gobierno del 155 que haga algo. El señor Zoido no está haciendo lo que tiene que hacer con los Mossos", explicó Rivera tras la reunión de la Ejecutiva de Cs. Un análisis sobre la amenaza radical que había hecho suyo horas antes el vicesecretario del PP, Javier Maroto, y el líder del PPC, Xavier García Albiol.

En esta misma línea, mucho más contundente fue el número dos del PSC, Salvador Illa, que ha alertado del riesgo de un "enfrentamiento civil" en Cataluña. "Si persisten estos actos insurreccionales, no es descartable que haya un enfrentamiento civil en Cataluña", ha alertado.

Por el momento, el Ministerio del Interior ha reforzado en los últimos días la protección a distintos colectivos amenazados por los CDR. Y no se descartan nuevas actuaciones si los partidos independentistas no logran desactivar estos "comandos" violentos que campan a sus anchas por la geografía catalana. De momento, la Fiscalía se ha puesto ya manos a la obra.

Comenta esta noticia
Update CMP