07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado alerta del 'gran atraco' que prepara Sánchez a los españoles

Pablo Casado, durante el mitin de este domingo en Álava.

Pablo Casado, durante el mitin de este domingo en Álava.

El líder del Partido Popular exige al Gobierno que aclare el escándalo de Pablo Iglesias con la Fiscalía y advierte de que el "Caso Dina" puede convertirse en el "caso Sánchez".

Antes de las comicios generales del 10 de noviembre de 2019, que acabaron por alumbrar un Gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos, el Partido Popular ya avisó del "infierno fiscal" al que serían condenados los españoles si Pedro Sánchez continuaba en la Moncloa.

«La historia se repite: la carroza que siempre promete en campaña el PSOE se convierte en calabaza cuando pasan las elecciones», decía en el mes de octubre el líder del PP, Pablo Casado. Y tenía datos para avisar a los españoles de lo que pasaría en función de su voto: Sánchez había prometido elevar en 30.000 millones de euros el gasto público, continuando con la senda de sus "viernes sociales" que le conllevaron un rapapolvo por parte de la Junta Electoral Central, harta del uso de la sala de prensa de Moncloa como una subsede de Ferraz.

 

Más allá de esos 30.000 millones, lo que denunciaba Casado eran los 6.000 millones en subidas de impuestos que ocultaba Sánchez en sus planes de presupuestos expansivos con Podemos. Unos temores que se reafirmaron con la llegada de los morados, empezando por Pablo Iglesias, a su ansiada moqueta ministerial. Habían "asaltado los cielos" y desde enero ya se disponían a asaltar el bolsillo de todos los españoles.

Pero se cruzó por medio la pandemia del coronavirus, cuya gestión por parte de Sánchez y su gabinete ha tenido como resultado una atroz cifra de fallecidos (más de 43.000, aunque el Gobierno se obceca en tapar a unos 15.000 muertos) y un parón en seco de la economía durante los tres meses de confinamiento.

En definitiva, a la grave crisis sanitaria se ha sumado una gran crisis económica cuya duración y salida es incierta. Y muchos ven en el de Sánchez Iglesias el peor de los gobiernos posibles para salir de ella. Porque el "escudo social" del que presumen se tiene que pagar de algún modo. Prestigiosos economistas como Daniel La Calle han advertido que no será con brutales subidas de impuestos como se saldrá de esta crisis.

 

Casado: "Van a freírnos a impuestos"

Y es ahí donde ha incidido este domingo Casado, durante un mitin en la localidad alavesa de Labastida, en el que ha aconsejado a la ciudadanía que se lleve "la mano a la cartera" porque la "receta" de Sánchez para salir de la pandemia va a pasar por "freírnos a impuestos".

El jefe de la oposición se ha referido, en concreto, a las declaraciones del presidente del Gobierno central, referentes a que "el sistema impositivo va a mejorar hacia la justicia fiscal" y que para el líder de los populares suponen que la ciudadanía debe "llevarse la mano a la cartera".

Lo cierto es que las declaraciones de Sánchez revelan a un político muy distinto al de 2015, cuando, también en plena campaña electoral se comprometía a no subir la presión fiscal a la mayoría de los españoles:

"Una vez más la única receta de Sánchez es paro, impuestos y despilfarro. Es la marca de la casa, la marca de Zapatero, es la negación de la reactivación económica", ha indicado Pablo Casado.

 

Si suben los impuestos, cerrarán empresas

Tras recordar las bajadas de impuestos llevadas a cabo por el Partido Popular en 1996 y en 2015, Casado ha señalado que los gobiernos de Alemania e Italia están ya bajando los impuestos.

"Subiéndolos habrá empresas que cierren, que no pagarán el impuesto de Sociedades y que echarán a la calle a miles de trabajadores que van a tener que cobrar prestaciones por desempleo, lo que agrava la crisis", ha añadido.

 

Del caso Dina, al "caso Iglesias" y, después al "caso Sánchez"

Por otra parte, Casado ha exigido a Sánchez que "explique" los "vínculos" de la Fiscalía General del Estado "a favor de Pablo Iglesias" ya que si no "el caso Dina y el caso Iglesias se convertirán en el caso Sánchez".

 

"Ya dijimos cuando se nombró fiscal general del Estado a Dolores Delgado que era una línea roja que en 40 años no se había traspasado... les dio igual y ahora nos damos cuenta de que la Fiscalía no solo no investiga la actuación del Gobierno frente al coronavirus sino que filtra información relevante al vicepresidente Iglesias por un turbio caso personal", ha denunciado el líder del PP.

 

 

Comenta esta noticia