03 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Toñi Moreno cuenta la cruda pesadilla en que se convirtió su sueño de ser madre

Toñi Moreno, en el plató de 'Sábado Deluxe'

Toñi Moreno, en el plató de 'Sábado Deluxe'

La presentadora presenta un libro donde desrgana la dura experiencia que supuso para ella la maternidad, un deseo largamente perseguido pero que se transformó en un auténtico calvario.

Ha sido bonito pero tremendamente duro. Toñi Moreno se sentó en 'Sábado Deluxe' por primera vez para presentar su libro 'Madre después de los 40. La verdad del cuento' donde cuenta con pelos y señales la pesadilla en que se convirtió ver cumplido su sueño de la maternidad. Y no solo porque haya estado sola para sacar adelante a la pequeña Lola.

Con toda naturalidad y el corazón abierto, ante las preguntas de Jorge Javier Vázquez, Moreno describió sus sentimientos cuando se convirtió en madre hace diez meses. La llegada de Lola es lo más grande de su vida, sin duda, pero el cambio ha sido brutal y el proceso de adaptación a su nueva vida 'de dos' en casa no ha sido fácil.

 

"No sé por qué no se habla de la depresión postparto con más naturalidad... Yo sí la tuve. Tu cuerpo ha cambiado, no te reconoces, hormonalmente tu cuerpo es una feria, solo tienes ganas de llorar... Para mí fue muy dura la primera semana, no podía parar de llorar hasta que me dijo mi ginecóloga esto es hormonal es normal, dormí cuatro noches todas mis horas y me recuperé".

La presentadora andaluz explicó que Lola llegó cuando más tranquila estaba y menos le 'obsesionaba' convertirse en madre, a diferencia de otras etapas de su vida en las que llegó a pasarlo verdaderamente mal por no lograr el embarazo que tanto deseaba.

Dos abortos

"He sufrido mucho para quedarme embarazada, lo intenté muchas veces... Tuve dos abortos que los cuento en el libro, pero sabía que podrían formar parte del proceso. En esta segunda etapa estaba trabajando y feliz y me dije 'lo voy a intentar por última vez y si me quedo, estupendo', pero mi felicidad no dependía de ser madre", confesó.

La andaluza aclaró que no quiere tener más hijos, pero sobre todo por lo mal que lo pasó en el embarazo. "Nunca he sido una persona deportista. Me quedé embarazada a los 46 años sin musculatura ninguna. Mi embarazo fue mal, tuve un embarazo malo y todavía lo estoy pasando muy mal, pero compensa", reconoció.

 

Comenta esta noticia
Update CMP