16 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Benjamín López

    La vara verde

    La objetividad no existe pero sí la honestidad al informar y opinar. En eso creo desde que me dedico a este bendito oficio del periodismo desde hace más de 20 años. Y eso trato de aplicar en este blog. Si les apetece, pasen y lean.

Rajoy y el PP se frotan las manos con el error pueril de Pedro Sánchez

Rajoy este martes en el Congreso.

Rajoy este martes en el Congreso.

El líder del PSOE dejó en evidencia su debilidad ante los barones y lo endeble que es el pacto con Ciudadanos. El presidente lo aprovechará en su intervención que se espera muy dura.



El PP se frota las manos con el error infantil de Pedro Sánchez en su discurso de investidura. El líder socialista borró de su intervención dos alusiones directas a la supresión de las Diputaciones Provinciales. El problema es que no lo quitó del discurso escrito que distribuyó a los periodistas en el Congreso. Y ahí se vio la autocensura sobrevenida del socialista que dio munición a los populares.

Y es que Sánchez, a juicio del PP, dejó en evidencia su debilidad interna. No quiso o no se atrevió a pronunciar esas palabras para no incomodar a los barones y, de manera especial, a la baronesa del Sur, muy crítica con ese punto del acuerdo firmado con C´s. El PP tira de ese hilo para hacer pupa a Sánchez y para poner en solfa el pacto con Rivera. Ni una semana se mantiene en pie, dicen los populares. Una teoría apoyada por la reacción del portavoz socialista Antonio Hernando que, en rueda de prensa, no fue capaz de explicar a qué se debía la supresión de esas frases relativas a las Diputaciones Provinciales.

Seguro que este miércoles Rajoy no deja pasar la oportunidad de atacar por ese flanco débil a Sánchez y, de paso, a Rivera al que fácilmente puede echar en cara que se está dejando torear por el líder socialista. Y es que en el PP piensan que Sánchez está instalado en la operación de salvarse a sí mismo.

A este respecto es probable que Rajoy, dicen algunos líderes del Partido Popular, saque a relucir en su intervención un asunto que puede ser espinoso: el presunto engaño de Sánchez al Rey al que hizo creer que iba a ser capaz de recabar apoyos suficientes para la investidura con tal de ser propuesto por el monarca. Y es que Sánchez vio ese momento como una tabla de salvación a la que agarrarse y hacer frente a las olas que le golpeaban tanto desde dentro como desde fuera de su partido.

Es cierto que la propuesta del Rey ha dado al líder del PSOE un escudo protector frente a las críticas internas. Está por ver qué pasa si el viernes fracasa. El PP espera que algo cambie entonces en el PSOE, para ser concretos espera que la cabeza de Sánchez pueda caer pero no explica muy bien en qué fundamenta sus esperanzas.

Lo que está claro es que Rajoy va a intentar bombardear este miércoles a Sánchez para contribuir a su debilitamiento. No va a tener piedad con el socialista. Le ve como un obstáculo insalvable y no va a tener piedad en la crítica. Y además le tiene ganas. Aunque el gallego es poco dado a expresar sus emociones en público este martes se le veía con gesto de estar mordiéndose la lengua, como si escuchara a un charlatán a la espera de su turno para desmontarle. Es muy probable que veamos al Rajoy más duro con Sánchez y eso es mucho decir porque ambos nos han dejado ya auténticas batallas dialécticas en el hemiciclo. En ese sentido el listón está muy alto.

Comenta esta noticia
Update CMP