16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Zasca épico a Rufián por intentar ser trending topic a costa de Felipe VI

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, este martes en el Congreso.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, este martes en el Congreso.

Un diputado del PP dejó sentado al de ERC después de que éste criticara el presupuesto de la Casa del Rey, un tema que la izquierda y los independentistas recuperan recurrentemente cada año.

El diputado de ERC Gabriel Rufián quiso aprovechar este martes el debate de los Presupuestos Generales del Estado para protagonizar una de sus habituales arengas contra el Rey y la Monarquía pero se encontró enfrente al portavoz adjunto del PP, Rubén Moreno.

Criticaba, como es habitual en Rufián, la partida presupuestaria destinada a la Jefatura del Estado cuando Moreno le hizo ver las jugosas pensiones que reciben los expresidentes de la Generalitat, de por vida y ampliables primero a sus esposas y luego a sus hijos, en caso de fallecimiento.

Moreno defendió el presupuesto destinado a la Casa del Rey y replicó a Esquerra Republicana y al PDeCAT que la pensión que, a modo de indemnización, perciben los expresidentes de la Generalitat cuesta dos millones de euros al año al erario público y que es "hereditaria", puesto que contempla que si estos fallecen pase a sus viudas y si la que muere es ésta la pueden cobrar sus hijos hasta que cumplan 21 años.

Así lo reveló el portavoz del PP en el Pleno del Congreso durante el debate de la sección de los Presupuestos para 2017 que incluye la asignación a la Casa del Rey, que para este ejercicio asciende a 7,82 millones de euros.

Y es que Rufián volvió a insistir en confundir la partida reservada a la Jefatura del Estado como "el sueldo" de Felipe VI, lo llevó de nuevo a PP y Ciudadanos a recordarle que se trata de una asignación para toda la Casa del Rey.

Pero Rufián subió a la tribuna para defender la ya clásica enmienda de su grupo para equiparar el salario de Felipe VI al del presidente el Gobierno que, un año más se va a topar con el rechazo de PP, PSOE y Ciudadanos. Ajeno a las puntualizaciones de los demás portavoces, el diputado independentista insistió en cifrar ese "sueldo" en 21.400 euros al día, "más que el 80% de los trabajadores".

"Si es tan alto, tan guapo y está tan preparado, que se lo curre o se presente a las elecciones como mínimo; quien quiera pagarle compiyoguis, cacerías o viajes a su padre, que se ponga a trabajar", reclamó, antes de reiterar que no es "normal, bueno, ni sano a nivel democrático ni moral que un señor que vive en un palacio cobre casi 8 millones al año". 

Pero la réplica se la dio el popular Rubén Moreno al comparar la, a su juicio, "modesta" cantidad reservada al jefe del Estado, con los dos millones de euros anuales que cuesta la pensión "vitalicia" y "hereditaria" que perciben los expresidentes de la Generalitat, su viuda o, en caso de que ésta fallezca, sus hijos menores de 21 años.

La perciben ya Pasqual Maragall, José Montilla y Artur Mas (Jordi Pujol renunció cuando saltó el escándalo de su fortuna en Andorra) y de ella también se beneficiará Carles Puigdemont cuando abandone el cargo. Todos ellos disponen además de oficina, asistente, chófer y vehículo oficial a costa del erario público.

Comenta esta noticia
Update CMP