06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El informe que adelanta lo que se avecina tumba los planes económicos de Sánchez

Sánchez está ya obligado a replantearse todos los objetivos de su pacto con Podemos.

Sánchez está ya obligado a replantearse todos los objetivos de su pacto con Podemos.

La OCDE, una de la instituciones internacionales menos ortodoxas, confirma que España será el país que más sufra si no ataja ya la pandemia. Y da por perdido el 2% del PIB cada mes.

En La Moncloa saben bien ya desde hace dos semanas que el acuerdo de gobierno suscrito entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha saltado por los aires. El coronavirus y sus efectos posteriores lo han convertido en papel mojado.

Y mientras el Gobierno no logra torcer el brazo de Alemania y Holanda para que Europa impulse un gran Plan Marshall -los ya famosos coronabonos-, desde esa misma Europa ha llegado este viernes un nuevo jarro de agua fría en forma de demoledor pronóstico de lo que se avecina. Más aún, cuando este informe vincula los terribles efectos económicos a la duración del parón para atajar la pandemia.

Las medidas sin precedentes adoptadas por los gobiernos para tratar de frenar la propagación de la epidemia de coronavirus, incluyendo el cierre temporal de negocios y la imposición de restricciones a la movilidad, pueden suponer un impacto adverso de 2 puntos porcentuales en la evolución del PIB anual por cada mes de confinamiento.

Son las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que señala a España entre los países que sufrirán un mayor impacto negativo inicial, con la pérdida de casi un tercio de actividad.

 

En este sentido, la organización que agrupa a las economías avanzadas ha subrayado que las implicaciones de la pandemia para el crecimiento del PIB en 2020 dependerán de numerosos factores, incluyendo la magnitud y duración de los cierres a nivel nacional, la caída de la demanda de bienes y servicios y la rapidez con la que políticas fiscales y monetarias de apoyo surtan efecto.

"La escala estimada de caída del PIB equivale a un recorte anual de hasta 2 puntos porcentuales por cada mes de confinamiento estricto", estimado la OCDE, que calcula que, en caso de que las medidas estrictas de aislamiento y contención de la epidemia continuasen aplicándose durante tres meses sin la intervención de otros factores correctores, el PIB anual sería entre 4 y 6 puntos porcentuales inferior al que habría sido.

Además del impacto sobre el crecimiento anual del PIB, la OCDE ha alertado de que el impacto directo inicial de los cierres podría llegar a recortar la actividad económica cerca de un 25% en muchos países, sobrepasando cualquier magnitud registrada durante la crisis financiera de 2008.

Comenta esta noticia