14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Suben las ventas premium en el mercado de ocasión

La crisis es oportunidad. Una frase mil veces repetida, que ha tomado sentido en el mundo del motor. Los vehículos de ocasión de lujo aumentan sus números un 17% en este periodo económico.

Siempre se ha dicho, que "en el lujo no hay crisis". Mientras que la caída de la economía mundial azotó a la clase media y baja, el segmento monetario más privilegiado no solo se ha mantenido, sino que además ha mejorado sus números. En el motor no ha ocurrido como en el resto de apartados, donde la oferta de coches de lujo en el mercado de vehículos de ocasión se incrementó un 17%. El precio medio de estos automóviles de ocasión ronda los 50.000 euros. Muchos se vieron obligados a vender sus coches cuando la crisis no les permitió mantenerlos. La consecuencia de este trasvase de coches de alta gama de las plazas de garaje al mercado de ocasión, unido en algunos casos a la imperiosa necesidad de rápida venta, provocó que el precio medio de estos lujos descendiera un 15,5% de media hasta los 49.254 euros durante el mencionado periodo de tiempo.

A lo largo de los años de bonanza fue especialmente significativo como algunos vehículos como los SUV y los todoterreno multiplicaron su presencia en las carreteras españolas. Incluso se les llegó a conocer con el apelativo de coches “ladrilleros”, ya que su presencia creciente en el parque automovilístico iba en paralelo al boom de la construcción. Hasta que estalló la burbuja inmobiliaria. Desde el año 2008, la oferta de un modelo como el Porsche Cayenne creció en la plataforma de venta online AutoScout24, que cuenta con aproximadamente 700.000 anuncios de vehículos en total, casi un 42% hasta 2015.

 

En cambio, otro de los modelos con mayor presencia en el mercado de vehículos de ocasión a la espera de comprador es el Porsche 911, un clásico deportivo que en este caso sí se aleja de ese conductor aspiracional de la época del ladrillo en busca de status social. No obstante, su disponibilidad en el mercado aumentó un 23,2%, ya que no deja de ser un modelo que lleva aparejado mayores gastos en mantenimiento o cobertura de seguro. Lo mismo sucede con el Jaguar XF, que cierra ese podio de coches más ofertados del mercado de ocasión, aunque en este caso se trata de un modelo que empezó a comercializarse justo cuando arrancaba la propia crisis. 

Los coches de lujo en el mercado de ocasión, si bien son más asequibles que en el de nuevos, registran un precio que ronda los 50.000 euros de media. Sin embargo, son modelos con los que los compradores buscan cumplir un sueño, auténticos fans de las cuatro ruedas, y este deseo es incluso más importante que el precio, que no se obvia en ningún caso pero no es el principal factor de compra.Es por ello que el mercado de ocasión ofrece una buena oportunidad para hacerse con uno de estos coches con un desembolso grande pero siempre más económico, y es que comprar un Jaguar XF usado cuesta de media algo menos de 27.500 euros, mientras que uno nuevo ronda como mínimo el entorno de los 45.000-50.000 euros.

Asimismo, bajo esa etiqueta de “lujosos” podemos encontrar no solo modelos habituales desde hace años en el mercado, como el mencionado 911 en sus distintas versiones, sino también otros más nuevos con mucho rodaje aún por delante. Es el caso del Porsche Panamera, un casi recién llegado que en el mercado de vehículos de ocasión apenas supera los tres años de antigüedad y con unos 50.000 kilómetros en sus chasis, a una media de 15.000 kilómetros/año.

Por su parte, los Ferrari y los Maserati se hacen más de rogar. Si vemos los 20 modelos de lujo de ocasión con mayor disponibilidad, solo aparecen el Ferrari F430 y los Maserati Gran Turismo y Quattroporte. Según Gerardo Cabañas, director general de AutoScout24, “el mercado de vehículos de ocasión tiene un fuerte componente aspiracional y es una buena oportunidad para hacerse con vehículos que en el mercado de nuevos son imposibles para muchos bolsillos. Además, al tratarse de coches con seguros más caros, mayores costes de mantenimiento, etc., al acudir al mercado de ocasión el comprador tiene la oportunidad de maximizar su presupuesto”.

Comenta esta noticia
Update CMP