04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Revilla logra cobrar su primera factura a Sánchez: un cheque de 121 millones

Pedro Sánchez y Revilla en su último encuentro en Cantabria.

Pedro Sánchez y Revilla en su último encuentro en Cantabria.

La ministra de Hacienda mantiene en pie de guerra a las comunidades autónomas con la deuda del IVA mientras con la otra mano comienza a pagar los compromisos de la investidura.



El complicado mapa de alianzas del PSOE está obligando a Pedro Sánchez a hacer equilibrios con sus múltiples socios y a comenzar a pagar las primeras facturas por el a su investidura. Y, además, a empezar a mimar a los partidos nacionalistas y regionalistas de cara al cortejo obligatorio para los próximos Presupuestos Generales. Que, si salen, serán los primeros del presidente socialista.

Mientras las Comunidades Autónomas comienzan a acudir a los tribunales por el impago de la deuda del IVA, el Ministerio de Hacienda se hace cargo de algunos compromisos adquiridos. Uno de los primeros en pasar caja, después de que el PNV haya logrado el premio gordo de la promesa de la transferencia de la Seguridad Social, ha sido el PRC.

Miguel Ángel Revilla tenía una vieja reivindicación y parece que la va a cumplir finalmente. El cheque alcanza los 121 millones de euros y están relacionados con las obras del Hospital de Valdecilla en Santander. La ministra María Jesús Montero ha sacado ya el talonario. No ha firmado aún pero lo ha prometido en estas últimas horas.

Se lo ha garantizado Montero al diputado del PRC, José María Mazón. Incluirá en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) los pagos pendientes por la financiación del complejo hospitalario santanderino.

"Sin duda en el próximo proyecto de Presupuestos los compromisos que hemos mantenido con su formación política, algunos judiciales, como el que usted decía de Valdecilla, por supuesto se hará frente a ello y, por tanto, se pagará", aseguró este jueves la ministra de Hacienda durante su comparecencia en el Congreso.

Los regionalistas dicen valorar el reconocimiento del impago por parte de la ministra y confian en que el próximo proyecto presupuestario "haga honor a sus palabras y avance definitivamente en la liquidación de una deuda que lleva ya demasiados años pendiente y que todavía asciende a 121 millones de euros".

Asimismo, el PRC espera que el resto de los compromisos asumidos por Sánchez y recogidos en el acuerdo que firmado con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el pasado 13 de junio tengan igualmente "las partidas que Cantabria necesita y espera".

Y es que el voto de Revilla va a volver a ser clave para la negociación de las primeras cuentas de Sánchez. Parece que el proyecto llegará en verano. Pero, hasta entonces, todos los socios del presidente hacen cola en ventanilla.

M.B
Comenta esta noticia
Update CMP