20 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Código de Sánchez obliga a dimitir al alcalde de Alcalá como al de Alicante

javier Rodríguez Palacios, a la derecha, junto a Pedro Sánchez y el exalcalde de Móstoles, David Lucas

javier Rodríguez Palacios, a la derecha, junto a Pedro Sánchez y el exalcalde de Móstoles, David Lucas

Pedro Sánchez pone a prueba su regeneración: un juez sienta en el banquillo al alcalde de Alcalá y presidente de la Comisión de Ética, lo que según el Código socialista le obliga a dimitir.



Bombazo en el PSOE que pone a prueba el compromiso de Pedro Sánchez en materia de regeneración. Un juez va a abrir juicio oral por prevaricación contra Javier Rodríguez Palacios, alcalde de la segunda ciudad de la Comunidad de Madrid, Alcalá de Henares; antiguo colaborador del hoy presidente del Gobierno y, a más inri, presidente de la Comisión de Ética del PSOE madrileño.

Según adelanta Abc, la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá señala que existen "indicios racionales, objetivos y fundados de infracción criminal" en el comportamiento del alcalde que organizó en su día la presentación del acuerdo fallido entre Pedro Sánchez y Albert Rivera con el que el primero intentó ya ser presidente tras las Elecciones Generales de 2015.

 

La convocatoria de un pleno sin respetar los derechos de la oposición recogidos en la Constitución y cometiendo un posible delito de prevaricación, uno de los peores para un servidor público y que es considerado oficialmente, por el Consejo General del Poder Judicial, como corrupción.

El PSOE ya hizo dimitir al alcalde de Alicante por un delito de prevaricación para no afectar a Sánchez

Rodríguez Palacios acumula otras imputaciones y escándalos, hasta el punto de que la mitad de su Gobierno (un tripartito con Podemos e IU que pilota otro 'Ayuntamiento del cambio' pese a que el PSOE perdió las elecciones con el peor resultado de su historia) está siendo investigado por distintos juzgados, con la calificación ya formal de imputados por enchufar a militantes en el Ayuntamiento complutense con cargo al erario público, por ejemplo.

 

Rodríguez Palacios, en un selfie que él mismo se hizo y difundió hace tres años

 

La inminente apertura de juicio oral coloca a Rodríguez Palacios en una situación insostenible y mide los compromisos del propio PSOE en transparencia y regeneración. Si se aplica su propio Código, el alcalde de la ciudad de Cervantes debería presentar hoy mismo su dimisión, tal y como obligan sus propias normas, o ser apartado por su partido.

 

"Cualquier cargo público u orgánico del PSOE al que se le abra juicio oral por un procedimiento penal dimitirá de su cargo en el mismo momento en el que se le dé traslado del auto de apertura del mismo y solicitará la baja voluntaria. En caso contrario, será suspendido cautelarmente de militancia y, en su caso, expulsado del partido", afirma el Código en su artículo 5.2, en referencia a las actuaciones del partido en caso de implicación de sus miembros en procedimientos judiciales.

El PSOE ya hizo dimitir en Alicante

De hecho, el PSOE ya obligó a dimitir en marzo pasado a su alcalde en Alicante, Gabriel Echávarri, por un posible delito idéntico al de Rodríguez Palacios, que gobierna una ciudad de menor peso político y ya no cuenta con el amparo de Sánchez, contra el que se movilizó en las Primaras para pasarse a las filas de su entonces rival Patxi López.

El alcalde socialista ha protagonizado, amén de innumerables episodios judiciales desde su Gobierno, un sinfín de polémicas muy aparatosas: desde permitir una fiesta pornográfica en dependencias municipales para despedir a un jubilado hasta dejar morir a un camello, en un evento oficial del Ayuntamiento, tras prohibir los circos con animales.

Comenta esta noticia
Update CMP