El fallo político de la inoportunidad de Les Corts en los tiempos del Covid-19

La mejora de retribuciones de los diputados de Les Corts llega en un momento crítico

La mejora de retribuciones de los diputados de Les Corts llega en un momento crítico

Con todos los ojos puestos en su gestión, con la sociedad ansiosa de un hálito de esperanzan, les llega una mejora fuera de lugar

El don de la oportunidad constituye una de las características más valoradas en un responsable público. Saber estar en el momento adecuado. Al célebre escritor francés Víctor Hugo se le atribuye la frase "no existe nada más poderoso que una idea a la que ha llegado su tiempo". Supuso uno de los lemas de Ciudadanos cuando tuvo su eclosión en 2015. Después, el desacierto de la estrategia de su por entonces presidente, Albert Rivera, alejándose del centro y compitiendo por la derecha, lo destrozó. Pero eso ya es pasado. El presente lo protagoniza, por desgracia, el Covid-19.

Y la oportunidad o no de las medidas adoptadas frente a él, o de las que no tienen nada que ver pero han sido adoptadas, quedarán como estigma o logro de los actuales gestores. El president de la Generalitat, Ximo Puig, no estuvo muy afortunado en comunicar la supresión de Fallas y Magdalena, como ya analizamos en EsdiarioCv días atrás. 

Le faltó capacidad para calibrar la magnitud del problema que se avecinaba (algo en lo que coincidió con la mayoría de dirigentes estatales), para sembrar entre las personas afectadas la posibilidad de que tuviera que adoptar esa decisión. Lo hizo tarde y bastante regular. De manera en cierto modo inoportuna. Y no por innecesaria su determinación ni por reprochable en el fondo, sino por su retraso y por las formas de hacerla pública.

En cualquier caso, en la tragedia social que estamos viviendo ese hecho podría quedar solapado si actuara con diligencia en el suministro de material para personal sanitario, en un incremento exponencial de la plantilla o una transparencia en la información, factores que tampoco están brillando por su presencia.

En todo este maremoto sanitario, con el colectivo de profesionales de ese ámbito tratando de salvaguardar a la población tras sus barricadas de la arremetida del covid-19, con la sociedad encerrada en sus hogares pendiente de cualquier información, de algún hálito de esperanza... a Les Corts se le ocurre publicar una subida de salario para sus diputados. 

Sí, efectivamente, esa mejora de retribuciones obedece a una medida orquestada a nivel estatal y no aplicada todavía al colectivo de empleados públicos, el principal beneficiario de esta medida para recuperar parte del poder adquisitivo perdido en los últimos años. La Generalitat ha ido dilatando el incremento a sus trabajadores. De hecho, antes de esta dramática crisis sanitaria eludía poner fecha a la reunión de la Mesa General para ratificarlo.

En cambio, para las 99 señorías de Les Corts, para los diputados autonómicos, esa mejora sí que parece urgir tanto que la llevan a cabo justo en el momento de más sensibilidad social, cuando la crisis del coronavirus, o del Covid-19, ha puesto seriamente en entredicho la capacidad de gestión de los responsables políticos. Y en esta fase crítica, con todos los ojos puestos en el Consell y no precisamente con mirada benevolente o apreciativa, los parlamentarios valencianos percibirán una mejora de sus retribuciones. Como si no pasara lo que está pasando en el resto del mundo. A la suya. Algo más que inoportuno.

Comenta esta noticia