24 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bildu desvela que el pacto con el PSOE para "ocupar" Navarra está hecho

La formación abertzale consultará a su militancia sobre la investidura de María Chivite pero en un comunicado emitido este sábado apuesta por “posibilitar” su gobierno de coalición

Bildu ha roto este sábado su silencio respecto a la conformación del próximo gobierno autonómico que se va a formar en Navarra, una vez que la socialista María Chivite rubricó, el pasado viernes, un Ejecutivo de coalición con Geroa Bai (la franquicia del PNV en la Comunidad Foral), Podemos e Izquierda-Exquerra

Dicho pacto precisa, para superar en votos a los ganadores de las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo, Navarra Suma (UPN+PP+Cs), la abstención de EH Bildu. La Mesa Política de esta última formación ha difundido hoy un comunicado en el que, si bien anuncia que planteará una consulta vinculante a sus militantes con una pregunta “clara y concreta” apuesta con toda claridad por “posibilitar” el multipartito liderado por la líder del socialismo navarro.

Uno de los argumentos que utiliza en su comunicado la Ejecutiva de Bildu para defender la abstención que convertiría a Chivite en presidenta de la Comunidad Foral es el de “evitar la recomposición del Régimen tal y como lo hemos conocido”. 

Otro de las razones en favor de la abstención que detallan los dirigentes abertzales es la garantizar que en parte, el de Chivite sería un Gobierno prácticamente continuista en la línea del liderado en los últimos cuatro años por Uxúe Barkos (Geroa Bai): “No se perderían  todos los pasos dados en la legislatura del Cambio, no al menos completamente”.

 

Objetivo: ser decisivos toda la legislatura

Sin embargo, más importante es aún para la Mesa Política de EH Bildu es que un gobierno presidido por María Chivite quedará a merced de los herederos políticos de ETA durante los próximos cuatro años. Y lo reconocen sin cortapisas: “necesitaría nuestros votos en cada una de las cuestiones que quieran sacar adelante a lo largo de la legislatura”.

Pese a facilitar la investidura de Chivite, la ejecutiva de Bildu aboga por ser una fuerza de oposición en el Parlamento Foral, con “perfil propio”. El objetivo sería, según la nota, “afianzar nuestra referencia alternativa de izquierdas”.

 

Implicaciones para la investidura de Sánchez

Está por ver qué consecuencias tendrá la conformación del gobierno de María Chivite en Navarra con la abstención de Bildu en la política nacional. Una vez fracasada, el pasado jueves, el segundo intento de investir a Pedro Sánchez como presidente del Ejecutivo central, el PSOE quiere explorar otras vías. Entre ellas, lograr la abstención en el centro derecha. Sin embargo, PP y Ciudadanos consideran que arrebatar Navarra a la coalición ganadora de los comicios autonómicos un casus belli para lograr cualquier tipo de acuerdo.

Comenta esta noticia
Update CMP