Dios se disfrazó de futbolista en el Ciutat de València

Leo Messi

Leo Messi

Levante UD 0 - FC Barcelona 5. Los de Paco López dominan con claridad durante la primera media hora. No hallar respuestas frente al mejor de todos los tiempos tampoco merece reproche alguno.

Leo Messi volverá a pisar el Ciutat de València la próxima temporada

No existe mejor cartel ni estímulo para que el Levante UD cumpla su objetivo de la permanencia; misión en torno a la cual no cabe más que el optimismo a tenor de los primeros 30 minutos vividos en el choque de esta noche. Los granotas fueron superiores hasta que se vieron desbordados por ese ciclón mágico que comporta el fútbol del genio rosarino. El duelo de la jornada que viene, ante el Rayo Vallecano, permitirá seguir en la línea positiva a un cuadro de Paco López que no acostumbra a dejar de sumar en sus enfrentamientos ante rivales "enteramente terrenales".

Lectura positiva... pero humana

Cierto respeto se desprende de la decisión del técnico barcelonista Ernesto Valverde de realizar variaciones en su sistema equiparándolo al que Paco López viene utilizando durante las últimas semanas. La condición de laterales largos de Jordi Alba y Dembelé, unida a la inusual utilización tres centrales no fue, sin embargo, obstáculo para que los jugadores levantinistas encontraran los espacios que les permitirían gozar de oportunidades de gol. Pero claro, el Barcelona no perdonaría ninguna de las que gozó. Es lo que conlleva tener al mejor futbolista de la historia y a otro goleador de época como Luis Suárez.

¿Y si hubiera marcado Boateng?

El héroe del histórico triunfo - única derrota del Barça en la pasada liga - del pasado mes de mayo no tuvo esta vez su día en la finalización. Antes de decretarse en Orriols el estado de festival de Leo Messi, hasta en tres ocasiones puso el punta ghanés en aprietos a la zaga culé. Jason Remeseiro - cuajó un gran partido- insistió en habilitarle de cara a puerta, pero primero Ter Stegen en dos tiempos, y poco más tarde los centímetros que le separaron de consumar su remate en plancha propiciaron que el conjunto levantinista no lograra abrir el marcador. No obstante, la más clara la tendría mediante un zurdazo que hizo temblar el travesaño de forma ostensible al filo de la media hora. A partir de ahí, el Levante ya solamente podría rendir pleitesía ante la evidencia que supone tener enfrente a Leo Messi.

Simplemente Messi

Dos pérdidas de balón casi consecutivas y en zonas comprometidas. Ése fue el único pecado levantinista en el partido; a la vez se constituían en el asidero que daba vida a Leo Messi para poner en marcha su particular recital. Luis Suárez, como es habitual en él, sabría materializar su asistencia marca de la casa a los 35 minutos. El 0-2 lo hizo al filo del descanso batiendo por bajo a Oier. Lástima de esos errores puntuales...aunque también es cierto un astro de ese calibre se las hubiera ingeniado de otra manera, en caso contrario, para decantar el resultado. Prueba de ello fue el global de un segundo tiempo en el que el argentino marcaría otros dos tantos de bella factura más - ya con el Levante bajando los brazos - y, por si fuera poco, ofrecería en bandeja el 0-5 a Piqué. A priori, excesivamente duro el castigo para los granotas, pero siempre algo que ayuda a que muchos se curtan. Y el Levante es ya uno de los más grandes y afortunados: ha sido oponente de Leo Messi en 11 de las 15 temporadas en las que el argentino ha exhibido su prodigioso fútbol en LaLiga. Por eso hay que permanecer en Primera División.

Levante UD, 0: Oier; Jason, Cabaco, Postigo (Prcic, m.70) Róber Pier; Rochina (Coke, m.70), Campaña, Bardhi, Toño; Boateng (Borja Mayoral, m.62) y Morales
FC Barcelona, 5: Ter Stegen; Piqué, Vermaelen (Arthur, m.52), Lenglet; Rakitic, Vidal (Coutinho, m.78), Busquets, Jordi Alba; Dembélé (Denis Suárez, m.81), Messi y Luis Suárez

Goles: 0-1, m.35: Luis Suárez; 0-2, m.43: Messi; 0-3, m.47: Messi; 0-4, m.60: Messi; 0-5, m.88: Piqué.

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP