13 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Salta un grave caso de corrupción en Podemos Madrid y golpea de lleno a Espinar

Ramón Espinar, en declaraciones a los medios de comunicación.

Ramón Espinar, en declaraciones a los medios de comunicación.

La Fiscalía imputa a cuatro concejales del partido morado en Alcalá de Henares por desviar subvenciones públicas a entidades próximas al partido que lidera el portavoz en el Senado.

El plena guerra civil  por el control de Podemos en Madrid capital y por las candidaturas a las elecciones municipales y autonómicas de 2019, al líder del partido morado en la Comunidad, Ramón Espinar, le ha estallado un grave escándalo de corrupción que amenaza con trastocar sus planes para colocar a sus peones en la batalla larvada que mantienen Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, con el exJemad, José Julio Rodríguez, como invitado de excepción.

 

 

 

 

La Fiscalía ha dado en las últimas horas un golpe de mano contra la marca de Podemos en Alcalá de Henares, Somos Alcalá, y ha imputado a cuatro concejales morados por un presunto delito de prevaricación.

Se trata de los ediles Alberto Egido, Brianda Yáñez, Jesús Abad y Laura Martín. ¿La causa?: manipular un concurso público del Ayuntamiento para beneficiar con subvenciones municipales a personas vinculadas a Podemos.

Según el Ministerio Público, los cuatro ediles de Podemos -que gobierna en coalición con el PSOE e Izquierda Unida-, desviaron en 2016 varias partidas de los presupuestos hacia asociaciones y entidades "vinculadas directamente" a los cuatro concejales investigados. Una información de la que ya se hizo eco ESdiario el pasado 7 de mayo.

La decisión de la Fiscalía se produce por una denuncia presentada por el PP, que remitió un informe a Anticorrupción denunciando la presunta manipulación de la convocatoria de subvenciones, ya que las cinco entidades que obtuvieron la máxima puntuación en el concurso tienen relación directa con la formación local de Podemos. Al concurso concurrieron 33 aspirantes.

Se da la circunstancia que este mismo equipo de gobierno protagonizó otro escándalo por organizar en dependencias municipales una despedida a un funcionario con una striper.

 

 

Alberto Egido y Brianda Yáñez, dos de los concejales de Somos Alcalá investigados por la Fiscalía.

 

Tras conocer este escándalo, Espinar se limitó a asegurar que la prevaricación "no cabe" en su partido y que no le temblará el pulso para tomar una decisión sobre los concejales denunciados porque "nadie con este comportamiento en Podemos de la Comunidad de Madrid va a durar más de diez minutos", subrayó.

"Estudiamos los hechos para una posible suspensión cautelar de militancia de estas cuatro personas", afirmó Espinar preguntado al respecto en los pasillos del Senado.

El dirigente regional de Podemos aseguró que conoció la denuncia este martes por la mañana y que estudian los hechos, aunque también dijo que "hace tiempo" que había una denuncia en la comisión de garantías de la formación  sobre estos cuatro concejales y que se investiga la situación para "ser prudentes" y "respetar los derechos de todos los inscritos en Podemos".

"Pero estos comportamientos de ser verosímiles, de ser los indicios fiables, y con una denuncia de Fiscalía, nos da algunas pistas de que es un comportamiento que no cabe en Podemos y no me va a temblar el pulso: nadie con este comportamiento en Podemos de la Comunidad de Madrid va a durar más de diez minutos", concluyó.

Comenta esta noticia
Update CMP