25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abascal augura un sorprendente pacto de Sánchez para cortar con Podemos

El líder de Vox, Santiago Abascal

El líder de Vox, Santiago Abascal

El líder de Vox está convencido de que el presidente del Gobierno no tiene escrúpulos y no dudará en romper con Iglesias y llegar a acuerdos imposibles por tal de seguir en Moncloa.

Todo por el poder. El líder de Vox, Santiago Abascal, ve al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como una persona "sin escrúpulos", capaz de pactos imposibles para mantenerse en Moncloa. Y eso incluiría romper con Iglesias y tender puentes que ahora se antojan de ciencia ficción.

El líder de Vox reconoce que no sabe si el PSOE intentará revalidar la mayoría de la investidura para sacar adelante las cuentas públicas o por el contrario optará por sumar fuerzas por PP y Ciudadanos. De lo que Abascal no duda es de que Sánchez "hará todo lo necesario para mantenerse en el poder".

De lo único que estoy seguro es de la ambición de poder y de la falta de escrúpulos de Pedro Sánchez -asegura en una entrevista para Europa Press-. Si eso implica un pacto con el PP y Ciudadanos y una ruptura del Gobierno de Podemos, lo hará".

Según explica, esa ambición del jefe del Ejecutivo es un motivo más para que Vox defienda la necesidad de mantener "una distancia infinita" con su Gobierno y no pactar con ellos los Presupuestos, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "ni el color de las cortinas de un edificio".

En este sentido, muestra su sorpresa por el hecho de que los 'populares' no se cierren a negociar con el PSOE la renovación del órgano de control de los jueces pese "a lo que ha caído durante esta crisis" provocada por el coronavirus. E insiste en que la postura de Vox es la de mantener "una distancia infinita" con "un PSOE que está dispuesto a destruirlo todo".

 

Eso no quiere decir sin embargo que el partido renuncie a estar presente en determinados órganos constitucionales que deben ser renovados. "Lo valoraremos, pero esperamos que no sea a través de ninguna negociación con el PSOE", explica Abascal.

Esta es una de las diferencias que Abascal señala entre Vox y el PP o Ciudadanos para alejar la posibilidad de una futura alianza electoral. A su juicio, la unión de estos partidos no sumaría más escaños y ni siquiera garantizaría la suma de sus votos.

En Vox, mejor solos y más fuertes

Con ello, cree que Vox contribuye a formar una alternativa "con una fuerza política fuerte y que se presenta en solitario". Y avisa de que "el mayor interesado" en igualar al PP y a Vox y de su unión electoral es el propio Gobierno.

En cuanto a Ciudadanos, cree que su acercamiento al PSOE durante los últimos meses y su "enésima pirueta electoral" habrá provocado que los 'naranjas' pierdan los apoyos que tuvieran por la derecha y estén "ganándolos por la izquierda".

"Cuando más lejos había que estar del Gobierno más cerca se han puesto", critica Abascal sobre los 'naranjas', recordando que el partido liderado ahora por Inés Arrimadas "podría haber ayudado a que no hubiera un Gobierno socialcomunista cuando tenía fuerza parlamentaria" y el PSOE aún "no se había echado en brazos de los comunistas y de los separatistas de una manera tan evidente".

 

En este contexto, el líder de Vox dice no sentirse "identificado" con la etiqueta de ultraderecha pero avisa de que tampoco va a "perder un minuto" en rebatirlo porque no son "unos acomplejados". "Nos han llamado de todo. Nosotros sabemos que es una táctica leninista y comunista que emplean los dos partidos de la ultraizquierda que hay hoy en España, que son el PSOE y Podemos", responde.

Pero reitera que su idea no es "competir" con el PP, sino que Vox se dirige "a todos los españoles" superando "barreras ideológicas y partidarias". "Es muy importante terminar con el sectarismo político y creemos que Vox lo consigue", explica.

 

Comenta esta noticia
Update CMP