18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno quiere estrujar a los trabajadores con el diesel más que a los ricos

Mientras el Ejecutivo y Podemos insisten en la retórica de que serán las rentas altas las que soporten el gasto, lo cierto es que clases medias y autónomos se llevarán el mayor 'hachazo'

Aunque la cháchara del Gobierno y Podemos es que el gasto social desproporcionado que recoge el proyecto de Presupuestos se sustentará en los ingresos por los impuestos a los más ricos, lo cierto es que serán las clases medias y trabajadoras las que soportarán el ‘hachazo’.

Porque en realidad el Gobierno tiene previsto recaudar más dinero por la subida de los impuestos al consumo del diésel, que penaliza especialmente a la clase trabajadora, a autónomos y pequeñas empresas, que al incremento de la presión fiscal a las rentas más altas. Es lo que trasluce, pese a la retórica gubernamental, en las propias cifras difundidas por el Ministerio de Hacienda, y que muchos analistas han dejado al descubierto.

 

En esas cifras, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, espera ingresar 670 millones por la llamada "fiscalidad verde" y un máximo de 667 millones por la subida a las rentas más altas tanto en IRPF como en Patrimonio. Por el aumento  del IRPF prevé 328 millones más y por la subida del Impuesto de Patrimonio, 339 millones. Este último dato resulta además  irreal porque dependerá de su aplicación en las Comunidades Autónomas.

No obstante, Montero se afana en asegurar que no hay subida fiscal "para la clase trabajadora". Su estimación sobre el endurecimiento de este impuesto indirecto hasta ahora es que sería una subida mínima de tres euros al mes al consumidor medio de diésel, pero en el sector automovilístico advierten de un incremento muy superior a trabajadores que utilizan con frecuencia su vehículo diésel sin contar la pérdida de valor.

Pese a que es una de las partidas de ingresos más importantes, esta subida al diesel no apareció entre las subidas anunciadas el pasado jueves en las 50 páginas del acuerdo rubricado en La Moncloa por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, más allá de una mención implícita. Y no falta quien se lo recuerda en las redes sociales a los dirigentes podemitas, que siguen con su cháchara de sacar más ingresos de los ricos.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP