21 de febrero de 2018
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Horas críticas de Margarita Robles al frente del grupo socialista en el Congreso

Margarita Robles, este miércoles en los pasillos del Congreso.

Margarita Robles, este miércoles en los pasillos del Congreso.

La portavoz del PSOE tiene en contra a más de la mitad de sus diputados, que ya no se molestan en disimular lo poco que les gusta ella. Hace unos días hubo una bronca en una reunión de todos

El martes pasado, en la vuelta al trabajo de sus señorías, un joven y desconocido diputado del PSC, Marc Lamuà, fue ovacionado por la bancada socialista como pocas veces en la presente legislatura.  Y algo alivió la sensación depresiva que vive una buena parte de la misma.

"El CIS no ha sido para nosotros malo, pero tampoco bueno", confiesa a ESdiario un veterano diputado del PSOE para resumir el estado de ánimo de los parlamentarios de Pedro Sánchez. Buena parte de ellos tiene su mirada fijada en su portavoz, Margarita Robles. "No ha cuajado", reconoce este diputado andaluz, que sentencia mordaz: "Aquí no tenemos ni voz ni rostro".

Otro diputado del PSOE recordaba este miércoles la "anomalía histórica" que vive el grupo parlamentario socialista. Algo que no se veía en el Congreso desde hace décadas: el secretario general no es diputado y por tanto no tiene asiento en la Cámara. Es por eso que muchos en la bancada socialista reprochen a Margarita Robles no estar a la altura de las circunstancias que exigen que se convierta en la voz alternativa de Sánchez en el hemiciclo.

Un sector de los diputados la acusan de "ir por libre". Un ejemplo. La semana pasada, durante la reunión de grupo parlamentario que presidio Sánchez, varios diputados le reprocharon que votara a favor de la creación de una comisión de investigación sobre el accidente de Spanair, ocurrido en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. Bien es cierto que esta era una demanda histórica del PSOE canario pero Ferraz la considera ahora "inoportuna y extemporánea".

Tampoco ha gustado la contundencia con la que Robles rechazó la candidatura al BCE del ministro Luis de Guindos. "Un absoluto desprecio a las mujeres", denunció en los pasillos. Pero en los corrillos posteriores al pleno, algunos veteranos diputados ligados a la vieja guardia recordaban que los dos grandes partidos siempre han ido de la mano cuando han habido promociones internacionales de este tipo.

Ese mismo sector se declara "perplejo" ante la estrategia de oposición diseñada en común por Robles y la vicesecretaria general, Adriana Lastra. Nadie entiende la elección de los temas de las preguntas a Rajoy, el momento más mediático. El famoso minuto de telediario.

"Miércoles tras miércoles pasamos desapercibidos", se lamenta a este diario otro diputado. Los diputados reprochan que Robles haya "abdicado" de enarbolar los casos de corrupción del PP contra Rajoy, dejando todo ese campo a Podemos. Y tanto en la sesión de control como en la comisión que investiga el caso Bárcenas, en la que el PSOE está manteniendo un perfil bajo. 

Margarita Robles, este miércoles durante la sesión de control al Gobierno y en su pregunta a Rajoy.

 

Robles, cuya designación como portavoz ya fue objeto de una intensa discusión en el grupo parlamentario -ni siquiera se ha afiliado al partido-, no ha conseguido rodearse de un equipo fiable y con capacidad y proyección mediática. Y los socialistas se han visto arrollados tanto por la habilidad de Podemos para la comunicación en los medios y en las redes sociales, como por la espectacular irrupción de Ciudadanos y Albert Rivera tras la victoria en Cataluña el 21-D.

Pero tampoco en el sector más próximo a Sánchez y más a la izquierda del PSOE se está satisfecho con el trabajo de Robles. Estos diputados critican la falta de sinergia con Podemos. Y ponen como ejemplo el fracaso absoluto de uno de los acuerdos estrella que Sánchez e Iglesias alcanzaron antes del verano pasado: la mesa de coordinación que Robles e Irene Montero iban a presidir para pactar conjuntamente las grandes iniciativas de la oposición.

Lejos de mantener una comunicación fluida con el partido morado, Robles ha visto cómo Podemos le robaba en el registro de la Cámara algunas iniciativas estrella anunciadas por Sánchez como el impuesto a los bancos -rebautizada por Iglesias como "recargo de solidaridad a las entidades de crédito"-, la llamada ley de emergencia habitacional de familias vulnerables o la ley sobre la revalorización de la pensiones.

Mientras Sánchez se encuentra inmerso en su gira por las "asambleas abiertas" con la militancia, este martes anunció un nuevo paquete de iniciativas parlamentarias que resucite la presencia del PSOE en el Congreso y el Senado. Y muchos dudan que Robles sea capaz de "ponerles voz". Más cuando el Parlamento va entrar en semanas en una larga precampaña electoral.

Comenta esta noticia