31 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cayetano pulveriza a sus hermanos ante una atónita Toñi Moreno y arde Canal Sur

Cayetano Martínez de Irujo con Toñi Moreno.

Cayetano Martínez de Irujo con Toñi Moreno.

Ni en sus peores pesadillas se imaginó el aristócrata más polémico que pudiera sucederle lo que le sucedió pero puede que tampoco la presentadora se lo imaginara ni en sus mejores sueños.

En uno de los mejores momentos de su vida a nivel personal, Cayetano Martínez de Irujo abrió su corazón en el programa Un año de tu vida de Canal Sur junto a su amiga Toñi Moreno en la que ha sido una de sus entrevistas más sinceras en un plató de televisión.

En un rejonazo demoledor para el resto de su familia, el quito hijo de la Duquesa de Alba reconoció que la relación con sus hermanos en estos momentos es inexistente y es que, según él mismo explicó, no han sabido entender que él fuera el elegido, el reconocido y el más valorado por Cayetana de Alba:  "Yo fui muy querido por mi madre, no te digo el más, ella nos quiso a todos, pero fui muy valorado a partir de la olimpiada de Barcelona y luego fui el escogido".

Visiblemente afectado, reconoció haber pagado un precio muy alto por ello: "El haber sido bien valorado me ha costado pagar un precio mucho más alto del que yo podría imaginar en el peor de mis sueños".

Llevando con orgullo el título que su madre le otorgó, Duque de Arjona, Cayetano reconoció durante la entrevista con Moreno que es algo que le llegó al corazón ya que es el único título que no se hereda: "Es el ducado más antiguo de España, hace cientos de años que no se da un título por méritos propios, para mí es un orgullo impresionante por la labor que hice al frente de la casa. Cuando te dan un título no por herencia, sino por merecimiento, es doblemente importante".

"Mi madre me quiso dar el título de Conde Duque de Olivares pero en aquel momento se opusieron mis dos hermanos mayores y yo no tenía ganas de discutir, me daba igual el título que me diera, era un reconocimiento de ella por una misión que me dio" confesó el Duque de Arjona después de muchos años.

Sin poder contener las lágrimas al ver imágenes de su madre, Cayetano reconoció que se acuerda de su madre todos los días y que recurre a ella frecuentemente para darle las gracias por las cosas buenas que le suceden: "Le doy las gracias cuando me salen bien las cosas porque creo que me está ayudando". "Le digo buenos días y buenas noches a su foto todos los días, a mi padre también" explicó muy emocionado.

Con una relación muy complicada con su madre durante toda su vida, reconoció que en los últimos años de vida de Cayetana de Alba entre ellos existió una sintonía maravillosa: "La Olimpiada de Barcelona marcó un antes y un después, ella me empezó a valorar de otra manera, no sabía cómo había llegado hasta ahí. Mi madre decía 'todos con caballos de 100 millones y mi hijo con un caballo alquilado'".

Feliz por el momento personal que está viviendo, solo tuvo bonitas palabras para su pareja Bárbara Mirjan y reconoció que la joven ha sido un gran apoyo para él en estos cuatro años de relación: "Bárbara es joven pero muy madura, muy inteligente, muy capaz, muy resolutiva. Me hace muy feliz. Está aquí, ha venido hoy conmigo y me ha ayudado mucho estos años a superar todo y a ser la persona que empiezo a ser hoy, con una vida nueva".

En cuanto a la diferencia de edad que les separa, Cayetano recurrió a su sentido del humor: "Como Richard Gere con su mujer". 

Con toda esta pana que cortar, al programa de Toñi Moreno en Canal Sur no le fue nada mal. De hecho, este lunes registró un 8.2% y 194.000 espectadores, bastante por encima de lo que anotó la semana pasada (7.4% y 168.000).

 

Comenta esta noticia