23 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las "amenazas de muerte" de Ferreras tienen consecuencias inmediatas en La Sexta

El tremendo y bochornoso culebrón dista mucho de haber llegado a su final pero de momento ya se han producido las primeras consecuencias para la cadena verde de Atresmedia.

El bochornoso culebrón que dio inicio este miércoles en el Congreso de los Diputados dista mucho de llegar a su fin y este jueves aún continuaba a pleno rendimiento. 

El presunto escupitajo del diputado de ERC, Jordi Salvador, al ministro socialista Josep Borrell provocó un verdadero tsunami que puso patas arriba la actualidad política y mediática este miércoles. 

Sin ir más lejos, el republicano Joan Tardá entró casi inmediatamente después en Al Rojo Vivo de Antonio García Ferreras en La Sexta para exigir disculpas a Borrell por las acusaciones del escupitajo: "Salvador está recibiendo amenazas de muerte", avisó "absolutamente indignado" mientras insistía que el ministro mentía.

El caso es que una intensa mañana de gran demanda informativa García Ferreras volvió convertirse en el referente de las necesidades de los espectadores y su Al Rojo Vivo de La Sexta se marcó su máximo de temporada con un 18.4% y 1.075.000 espectadores. 

A esas horas el Espejo Público: Última Hora de Susanna Griso en Antena 3 anotaba un 12.1% y 491.000, el Ya es mediodía de Sonsoles Ónega en Telecinco hacía un 11.2% y 965.000 y Más Desayunos de Xabier Fortes en La Uno hacía un 5.5% y 249.000. 

Totalmente ajenos a la actualidad política los tronistas de Mujeres y hombres y viceversa comandados por Toñi Moreno en Cuatro registraba un 6% y 268.000.

Comenta esta noticia
Update CMP