08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cs se abre en canal: varios notables del partido amenazan la operación Arrimadas

Comienza el "día 0" de Ciudadanos sin Albert Rivera.

Comienza el "día 0" de Ciudadanos sin Albert Rivera.

La drástica marcha de Rivera de un día para otro ha aumentado las posibilidades de una sucesión no tan tranquila como el ya expresidente quería. Hay varios nombres asomando la cabeza.

Ya se sabe que en política está acreditado que las sucesiones "las carga el diablo". Y si partidos centenarios y con estructuras consolidadas han sufrido sacudidas  en el momento en que sus líderes han abandonado, los riesgos son evidentes en un partido con apenas una década de vida.

Este martes 12 de noviembre va a ser un día histórico en Ciudadanos. Por primera vez, en su despacho principal no se va a sentar Albert Rivera, víctima política del terremoto sufrido por el partido naranja en la noche del 10-N. Se va y lo deja todo: Presidencia y escaño.

Cierto es, según explican a ESdiario fuentes de la formación, que Rivera quiere diseñar una "transición controlada" que deje el partido en manos de Inés Arrimadas. La portavoz parlamentaria concita la mayoría de los consensos de los hombres fuertes de Rivera y de la mayoría de los barones.

Con una salvedad: en Cs los barones no tienen ningún peso decisivo y esos hombres fuertes -los Villegas, Miguel Gutiérrez, Ignacio Prendes, Fran Hervías, etc- han sido literalmente barridos de sus escaños del Congreso y su capacidad de tutelar nada está muy mermada.

La sensación más extendida en estas últimas horas de shock y conmoción en el Comité Ejecutivo, que ahora ha quedado disuelto mientras una gestora asumirá el mando en los próximos días, es de tristeza, pero también expresan su reconocimiento a Rivera por el gesto de apartarse ante los malos resultados electorales.

 

Luis Garicano, una vez más. ¿Mueve los hilos en la sombra para dar un vuelco a Cs?

 

Y aunque todavía se encuentran desconcertados ante el descalabro electoral, los dirigentes ya están dándole vueltas a quién podría suceder a su carismático fundador y líder. Y parece que la mayoría ven en ese papel a Arrimadas, portavoz en el Congreso, exportavoz de la Ejecutiva y exlíder del partido en Cataluña que ha revalidado su escaño en el Congreso por Barcelona.

Pero comienza un movimiento subterráneo que puede provocar alguna que otra sorpresa. El de Arrimadas no es el único nombre que podría estar sobre la mesa. Fuentes del entorno del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, no descartan que él pudiera aspirar a liderar el partido, aunque primero querría hablar con Arrimadas para saber qué planes tiene su compañera. Ambos mantienen una relación cordial y estrecha.

Además, algunas fuentes consultadas por este diario hablan de movimientos del sector del portavoz de Cs en el Parlamento europeo, Luis Garicano, en busca de una alternativa contra Arrimadas. En ningún caso esa alternativa sería su hombre de confianza, Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León y un dirigente respetado.

Hay algunos, incluso, que se plantean que el exdiputado Toni Roldán, que dimitió contra el no es no de Rivera a Pedro Sánchez, mueva ficha. Este mismo domingo, minutos después de la catástrofe electoral, Roldán reapareció para ajustar cuentas.

Aunque después, además, Roldán ha querido jugar con los futuribles con un mensaje que ha desatado algunas especulaciones:

En cualquier caso, hay tiempo para que se postulen los posibles candidatos. De momento, se tiene que reunir el Consejo General de la formación naranja, que constituirá una gestora que se hará cargo del partido de forma interina y convocará la Asamblea General extraordinaria. Y, mientras, la que iba a ser una transición tranquila puede desembocar en una batalla algo más agria.

Comenta esta noticia
Update CMP