25 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cifra de contagios diarios se ha duplicado mientras Sánchez tomaba el sol

Pedro Sánchez durante una comparecencia este verano.

Pedro Sánchez durante una comparecencia este verano.

El presidente regresa de sus vacaciones con mejor color de piel pero unos datos espeluznantes. Hasta el antiviral Remdesivir se ha agotado temporalmente por el incremento de casos.

Pedro Sánchez, el presidente que más vacaciones ha tenido en toda Europa en medio de una pandemia mundial, ha decidido acortarlas un par de días y venderlo a la opinión pública como un sacrificio y una muestra de su responsabilidad. 

Después de pasar 16 días descansando a caballo entre La Mareta y Doñana, entre Lanzarote y Huelva, viendo cómo el coronavirus volvía a descontrolarse sin moverse de la hamaca, La Moncloa ha comunicado este viernes que Sánchez está de regreso en Madrid. 

En realidad el presidente tenía pensado volver este fin de semana, puesto que el martes próximo presidirá el primer Consejo de Ministros del curso. Así que cuando su entorno habla de que ha suspendido sus vacaciones, lo que ha hecho en realidad es adelantar su final levemente. 

Ahora falta que vuelva también la ministra de Educación, Isabel Celáa, con un inicio de curso empantanado y cada vez con más visos de posponerse. 

Sánchez se marchó a Lanzarote el miércoles 5 de agosto, cuando la curva ya estaba muy alta. En realidad, desde mediados de julio la tendencia al alza ha sido una constante, aunque hasta este jueves Fernando Simón no reconoció que la situación está "fuera de control en algunas zonas". En su comparecencia incluso mandó un SOS a los influencer para que hagan con los jóvenes la labor pedagógica que el Gobierno no ha sabido hacer desde el final del confinamiento. 

El día que el presidente voló a las Islas Canarias había en España 305.767 casos diagnosticados, y de ellos 1.772 en las 24 horas anteriores, como muestra la tabla del 5 de agosto elaborada por el Ministerio de Sanidad:

Los casos del día en que Sánchez se fue de vacaciones. 

 

Este viernes, a su vuelta, hay ya 386.054 casos, de ellos 3.650 reportado en el último día. Es decir, 80.287 casos más. Y la curva diaria es ya más del doble que la de aquel día de agosto. Además, España ha vuelto a ponerse en cabeza del ranking de contagios por cada 100.000 habitantes con una cifra tan pavorosa que ni las reservas de Remdesivir han aguantado. 

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios informó este viernes de que el stock del único antiviral autorizado contra el coronavirus se va a agotar temporalmente en las próximas horas debido al aumento de casos. 

La consejera de Sanidad del País Vasco fue la primera en hablar ya no de rebrotes, sino de una "segunda oleada", hace dos semanas. Aquel día el Gobierno de Íñigo Urkullu había reportado 338 nuevos casos. Este viernes reportó 724.   

El Gobierno de Sánchez llega a la última semana de agosto con todo por hacer. El lunes ha convocado una reunión con las comunidades para abordar los rebrotes en las residencias de ancianos, porque a pesar del drama vivido en ellas meses atrás la situación no ha cambiado, según la denuncia del presidente de la Federación Empresarial de la Depdendencia (FED), Ignacio Fernández-Cid

El martes habrá Consejo de Ministros y una primera reunión preparatoria de otra el jueves con los ministros de Sanidad, Educación y Política Territorial para abordar el inicio del curso.

"Otra cosa no, pero datos tenemos un montón", les dijo el presidente a Salvador Illa y Fernando Simón el miércoles en una reunión de seguimiento, tal y como captó la cámara en Doñana. Un montón, pero ninguno bueno. 

Comenta esta noticia