04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez dice a Puigdemont en el "Washington Post" lo que no se atreve en Madrid

Sánchez, este martes en la Asamblea de la ONU en Nueva York.

Sánchez, este martes en la Asamblea de la ONU en Nueva York.

Los lectores norteamericanos han sido los afortunados. Han leído las declaraciones más duras del presidente en funciones contra los independentistas. Lo que aquí nunca ha dicho.

A muchos miles de kilómetros de La Moncloa. En España nunca se ha atrevido a tanto. Pedro Sánchez ha criticado el "comportamiento antidemocrático" de los independentistas catalanes en una entrevista en el Washington Post y ha relacionado su reclamación de independencia con la oleada de "movimientos reaccionarios" surgidos en Europa a raíz de la crisis financiera de 2008.

Sánchez ha aprovechado su viaje a Nueva York con motivo de la Asamblea General de la ONU para conceder una entrevista a la sección del Post dedicada a audiencias internacionales ('Today's WorldView) sobre política doméstica e interncional.

El diario da por hecho que la sombra de la crisis en Cataluña planeará sobre las elecciones generales de noviembre y pregunta a Sánchez si estudiaría el indulto para los responsables del procés si son condenados. Sánchez solo ha contestado que respetará "el trabajo del Poder Judicial".

En cuanto a las elecciones del 10-N, que el Washington Post considera que pueden ser "una apuesta arriesgada" por la fragmentación del panorama político, el jefe del Ejecutivo en funciones dice que son "una gran oportunidad de superar este bloqueo".

Del bloqueo responsabiliza a sus rivales políticos por no reconocer el mandato que ganó en las elecciones. "Si usas el sistema multipartidista para bloquear la formación de un gobierno eso es un daño a la democracia", alega.

Sánchez ha compartido en Twitter su "extensa" entrevista con el diario, que éste ha utilizado para un análisis titulado El líder español ofrece una alternativa al trumpismo en el que contrapone varios de sus puntos de vista a los del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o los del brasileño Jair Bolsonaro.

Comenta esta noticia