16 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los flirteos europeos de Podemos con la ultraderecha levantan ampollas

Pablo Iglesias en una de sus últimas intervenciones en el Parlamento Europeo.

Pablo Iglesias en una de sus últimas intervenciones en el Parlamento Europeo.

Los eurodiputados aplicaron una vez más el "todo vale" para pedir a la UE una salida legal del euro. El fin de Iglesias justifica cualquier medio, incluido el de recuperar su antigua faceta.

La política  del "todo vale" que Podemos practica para conseguir sus propios intereses volvió a retratarse y esta vez en el Parlamento Europeo. Si hace unos días los de Pablo Iglesias quedaron al descubierto por dar ayudas a las familias de los etarras con su apoyo a los batasunos de EH Bildu en Elorrio. Ahora la formación morada hace frente común con el eurodiputado de Bildu y juntos se alían con las fuerzas de extrema derecha francesas e italianas para pedir a la Unión Europea que ofrezca una respuesta legal para disolver la zona euro.  

El fin justifica los medios debieron pensar los eurodiputados de Podemos una vez más al plasmar su firma junto a la de partidos como la Liga Norte italiana, el Frente Nacional francés de Marine Le Pen y los distintos colectivos euroescépticos, entre los que se incluye el Sinn Féin irlandés, en la enmienda que abre la posibilidad de que un país cambie el euro por otra moneda sin que ello implique su salida de la Unión

Un escenario que ya se había reclamado desde las filas de Podemos para la Grecia de Syriza y del que Iglesias lleva todo el período electoral queriendo desmarcarse afirmando que, bajo la responsabilidad de su partido, España no saldrá de la moneda única.

Podemos no es la única fuerza de izquierdas que se une a este pacto europeo de enemigos. El Movimiento 5 Estrellas, que proviene de Italia, también firma el texto en el que se reconoce a Izquierda Unida bajo el paraguas del Grupo Unitario de la Izquierda Europea y a los italianos Marco Valli y Marco Zanni, ambos seguidores de Beppe Grillo, el cómico reconvertido en político.

Un escollo más tendrá que sumar el líder socialista Pedro Sánchez a la lista de incompatibilidades en materia económica que alejan al PSOE de las "amistades" de Podemos. En este sentido, el eurodiputado socialista, Jonás Fernández, denunció a través de las redes sociales el apoyo de Iglesias a los radicales europeos y a su petición de "mecanismos para una salida unilateral". Algo que choca con el actual planteamiento europeísta de la formación morada. 


La renuncia de Podemos a la faceta antisistema que enarboló en un principio queda en entredicho tras mostrar su apoyo a esta enmienda, que no es más que la respuesta a la hoja de ruta propuesta por los cinco presidentes de otras instituciones comunitarias para completar la unión económica y monetaria de la UE en 2025. El bando más crítico con la UE reclama, desde dentro, la posibilidad de que los países miembros puedan desmarcarse y dar marcha atrás en esta construcción de un panorama económico común si llegado el caso no les interesa. Una opción, que de existir, dinamitaría el sistema euro si llega a producirse. 

Comenta esta noticia
Update CMP