03 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Echenique se reía del miedo al coronavirus y ahora está en paradero desconocido

Pablo Echenique

Pablo Echenique

El líder de Podemos atacó a los medios de comunicación, rebajó la alarma, dio por controlada la epidemia y ahora, con todas las cifras disparadas, no aparece por ningún lado.

 

 

Pablo Echenique solía tener el mal gusto, cuando estaba en la oposición, de asustar al respetable con la calidad de la sanidad pública española en tiempos del PP. Él, que es un vivo ejemplo de las prestaciones del sistema público, que tanto y tan merecidamente le ha ayudado a convivir con su terrible enfermedad. 

Pero también, y con el mismo rigor, se ha vuelto experto en decir lo contrario cuando su jefe de filas ha llegado al poder: no solo tenemos de repente la mejor sanidad del mundo, gracias a ellos por supuesto, sino que cualquier duda al respecto de la respuesta política a la emergencia del coronavirus tenía por réplica suya despreciar a los autores del mensaje y negar la gravedad.

 

 

"Absolutamente controlado", llegó a afirmar el dirigente podemita sin sonrojo alguno, y no se detuvo ahí, pues ha seguido emitiendo mensajes de ese tenor sin ponerse colorado hasta hace diez minutos, como quien dice. Aprovechando incluso el contagio a un compañero diputado, aunque sea de VOX y se llame Ortega Smith, para reírse de él y hacer política barata: 

"La culpa de que Ortega Smith viajara voluntariamente a Milán y a Vitoria (dos conocidas zonas de contagio del coronavirus) y luego se pusiera a dar la mano y a abrazar a cientos de personas en la manifestación de Jusapol y (ya moqueando) en Vistalegre es toda de Pedro Sánchez", dijo hace un par de días.

El auxilio de Monedero

 

 Y para que no reme solo en los mares de la demagogia y el mal gusto, ahí ha saltado el fundador de su partido, Juan Carlos Monedero, para rematar la jugada con otro tuit incalificable en el que, nada menos, rebaja aún ahora la gravedad de la situación y achaca el miedo de la ciudadanía a, agárrense, "el fascismo": "Los virus se contagian primero en las mentes que se llenan de miedo. Y en su nombre podremos renunciar a nuestras libertades. El miedo es el caldo de cultivo del fascismo".

Las redes, por cierto, han destacado también la aparente desaparición de la cúpula de Podemos de todo el espacio público. Será o no casualidad, pero está siendo muy difícil ver en la calle al propio Echenique y a Pablo Iglesias e Irene Montero. Qué coincidencia...

 

Comenta esta noticia
Update CMP