19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Irene Montero gasta en propaganda en plena pandemia el triple que el año pasado

La plana mayor del Ministerio de Igualdad dirigido por Irene Montero

La plana mayor del Ministerio de Igualdad dirigido por Irene Montero

El Instituto de la Mujer ha disparado su gasto desde que Montero está al mando de Igualdad, a pesar de estar en plena pandemia y de que las prioridades deban ser otras.

El ministerio de Igualdad se ha convertido en un pozo sin fondo para las arcas del estado. De hecho el Instituto de la Mujer, dirigido por Beatriz Gimeno, y dependiente de Irene Montero ya ha gastado en solo cuatro meses el triple que en el mismo periodo de 2019. Más de 6,6 millones de euros.

En concreto, según datos de la Intervención General del Estado, este organismo ha realizado pagos por un importe de 6.670.000 euros entre el 1 de febrero y el 31 de mayo, mientras que en los mismos meses del año anterior, cuando era dependiente de la vicepresidenta Carmen Calvo,solo desembolsó 1.883.000 euros.

 Si además, se añade el mes de enero, cuando se estaba negociando la formación del Ejecutivo, el importe ascendería a 7.039.000 euros, frente a los 2.287.000 euros del mismo periodo de 2019.

Y es que, el Ministerio de Igualdad no ha dejado de llevar a cabo campaña de lo más polémicas y siempre a costa de dilapidar las arcas públicas en un momento especialmente delicado debido a la pandemia y al enorme gasto llevado a cabo por el Gobierno.

sin embargo, a pesar de que en estos meses las prioridades debían haber sido otras, desde Igualdad se han elaborado guías en las que se asegura que "las mujeres "consumen alcohol por su situación de desigualdad", además de iniciar la licitación de un contrato de prestación de servicios de atención telefónica para denunciar la "publicidad sexista", por casi medio millón de euros.

Y es que, Gimeno tiene un especial interés en este asunto y como muestra solo hay que recordar la carta remitida a un empresario madrileño en la que "recomendaba" eliminar de su oferta placas para habitaciones infantiles en las que se habla de "princesas" y "héroes" ya que, a su juicio, reforzaba los llamados estereotipos de género.

Comenta esta noticia