26 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias revela qué trama Podemos una vez que Sánchez fracase y dinamita el PSOE

Pedro Sánchez, la pasada legislatura, en la tribuna. Una imagen que se repetirá este jueves.

Pedro Sánchez, la pasada legislatura, en la tribuna. Una imagen que se repetirá este jueves.

Ni su socio más seguro, Podemos, da viabilidad a un gobierno del líder del PSOE. El líder morado le envía un mensaje envenenado y le explica el lío en el que se ha metido.

Por la vía rápida, para evitar un nuevo e inconveniente periodo de bloqueo e inestabilidad, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha fijado para este jueves y viernes el debate y votación de la moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy.

De acuerdo con el propio Pedro Sánchez, la presidenta de la Cámara Baja ha puesto la primera fecha que la Constitución le permite, una vez que la Mesa ha tramitado este lunes la iniciativa y el reglamento prevé un plazo de 48 horas para la presentación de otras mociones alternativas. 

Sin embargo, sin debatirla aún, todo apunta a que la iniciativa de Pedro Sánchez está destinada al fracaso, y así lo ha augurado su principal aliado en esta aventura política, Pablo Iglesias. El líder de Podemos, que va a consultar a la militancia el sentido del voto de sus 67 diputados, da por amortizada la iniciativa de Sánchez de gobernar y este lunes ha ido más allá: advierte al líder socialista de que si fracasa la moción su carrera política está finiquitada.

"Sería un fracaso estrepitoso para Sánchez. Esa posibilidad le situaría fuera de la política", ha advertido Iglesias.

Y no solo eso, el líder morado ya avanza que visto el fracaso que vaticina, Sánchez debería renunciar a formar gobierno y limitarse a comprometerse a disolver las Cortes y convocar elecciones anticipadas sin pisar el Palacio de La Moncloa, como pretende el secretario general del PSOE. Además, no descarta ser él mismo quien vuelva a presentar una moción, que sería la tercera, para forzar el adelanto electoral.

 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en uno de sus encuentros en el Congreso de los Diputados.

 

Y es que Sánchez, que ni siquiera ha contactado aún con Iglesias ni con Albert Rivera, está escuchando en las últimas horas las críticas crecientes en sus propias filas por su intención de ocupar la Presidencia del Gobierno con apenas 84 diputados. Este lunes tiene cita con su Comité Federal, que cerrara filas con él. Pero son muchos los dirigentes del PSOE que consideran que la moción debe ser instrumental y servir solamente para la convocatoria a las urnas.

En esa misma línea se ha expresado el presidente de Ciudadanos. Rivera, que ha adelantado a este lunes la reunión de su Comisión Ejecutiva, brinda su apoyo a Sánchez si el candidato es un independiente que se limite a firmar el decreto de disolución de las Cortes y a poner fecha en otoño a los comicios.

"Yo no estoy dispuesto a llegar a La Moncloa a cualquier precio, de cualquier manera y con cualquiera", ha advertido Rivera. "Nadie debe utilizar esta grave crisis institucional  para sacar provecho político o personal", le ha espetado a Sánchez.

Y es que a tres días del debate, el panorama no puede ser más desolador para los intereses del candidato. A las condiciones de Cs, se suma el chantaje de los independentistas y los recelos del PNV, que condiciona su apoyo a una revisión del modelo territorial. Bildu exige el derecho a decidir y el PDeCAT la libertad de los presos por el 1-0.  El PSOE tiembla ya ante el resbalón que se le avecina.

¿Una moción de Rivera?

A esto se suma una posible tercera moción -hay plazo hasta el jueves- de Cs. El problema es que Rivera necesita 35 diputados para presentarla y su partido tiene 32. La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha asegurado que "Rivera ya me está mandando mensajitos de que le faltan tres votos y de que si nosotros le apoyaríamos para tener en este país una tercera moción de censura la semana que viene. ¿Pero qué es esto? A mí no me utiliza nadie".

Sin embargo, el líder naranja ha desmentido esos contactos. Eso sí, ha reconocido que la posibilidad de esa moción instrumental para convocar elecciones está sobre la mesa.

Comenta esta noticia