24 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Di sí a tomar una cerveza aunque acabes de salir de una dieta estricta

Una selección de cervezas para satisfacer todos los gustos.

Una selección de cervezas para satisfacer todos los gustos.

Un nuevo estudio reconoce que mantener las costumbres sociales tras someterse a una pérdida de peso estricta ayuda a sobrellevar la vuelta a la normalidad.

Las personas que deseen mantener la pérdida de peso después de una dieta pueden incluir un consumo moderado de cerveza en su alimentación, según aseguró la doctora de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, Susana Monereo, en la presentación del estudio Mantenimiento de la pérdida de peso y consumo moderado de cerveza.

En este documento se afirma que el paciente que se ha sometido a una dieta estricta puede continuar con una alimentación completa y saludable sin dejar de lado las costumbres sociales como tomar el aperitivo o salir a comer. Tras la pérdida de peso muchos pacientes vuelven a su antiguo estilo de vida y olvidan lo aprendido pero también hay quienes se alejan totalmente de los eventos sociales para evitar caer en la tentación. Estos casos representan un 20% del total. Sin embargo, los médicos no aconsejan ni una cosa ni la otra.

 

Seis recomendaciones para mantener tu figura

Entre las pautas que podrían ayudar a vencer la tendencia a recuperar el peso se encuentran programar el menú semanal y la compra, dedicar el tiempo a la preparación de los platos o realizar entre 4 y 5 comidas al día, todo ello "sin dejar de lado" las costumbres propias de nuestra cultura mediterránea. También se recomienda la ingesta de agua como bebida universal de elección para conseguir una buena hidratación y calmar la sed.

Algo que puede ayudar mucho a rebajar los kilos que hemos cogido durante estas fiestas es comer como siempre pero en plato de postre. Es una manera de rebajar la cantidad que ingerimos sin que psicológicamente nos afecte el ver el plato medio vacío. No hay que olvidar tampoco que comemos por lo ojos: una presentación bonita, aunque la ración sea escasa también ayuda mucho 

"Las personas que deseen mantener la pérdida de peso tras una dieta pueden incluir un consumo de cerveza en su alimentación, siempre que se haga de manera moderada. En este aspecto, la OMS recomienda, de forma general, no superar el consumo de 30 gramos de alcohol al día en hombres y 20 gramos en mujeres. En el caso de encontrarse en periodo de mantenimiento de peso el consumo de bebidas con contenido alcohólico debería reducirse. En concreto, el consumo de cerveza no debería superar dos cañas al día para los hombres y una para las mujeres", zanjó la experta.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia