08 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón sale de su "escondite" de semanas para hablar de los camareros "vagos"

Alberto Garzón, en La Sexta Noche

Alberto Garzón, en La Sexta Noche

El ministro de Consumo niega ahora que despreciara el peso del sector turístico y culpa "a las derechas" de inventárselo aunque no ofrece propuestas claras para su reactivación.

Alberto Garzón afirmó que el turismo en España tiene un "escaso valor añadido" y es "muy precario" y levantó una gran polvareda. Ahora el ministro de Consumo culpa de aquella polémica a la agitación de "las derechas" y defiende la importancia del sector turístico pero sus propuestas de reactivación no pasan de las soflamas populistas, como la de los sueldos de los camareros.

Así quedó de relieve en el paso de Garzón por La Sexta Noche, que de partida quiso negar toda la controversia que generaron sus palabras sobre el turismo: "Ha sido una polémica en gran medida estéril debido a este escenario de tensiones".

 

"Las derechas se han dedicado a atacar al Gobierno sobre cualquier argumento o razón por el mero hecho de desgastarlo", explicó Garzón, que a preguntas de Iñaki López fue reculando sobre su apreciación de la industria turística. Así, recordó que "el sector del turismo es esencial en términos de empleo y de valor añadido" porque "representa el 12% del PIB", y que el objetivo de este Gobierno de coalición ha sido proteger a este sector.

A este respecto, el ministro tan solo recordó que han puesto en marcha "medidas de apoyo del ICO y de extensión de los ERTE". Y a falta de más propuestas dejó la siguiente reflexión: "Veo a mi alrededor camareros que cobran muy poco. ¿Por qué un camarero cobra tan poco en España cuando uno de Alemania cobra tanto? No es porque los trabajadores españoles sean vagos".

Acabar con la precariedad

Garzón ponderó que, en el caso de Alemania, hay "una estructura productiva" porque "es un país con una mayor intensidad tecnológica" y con "sectores industriales más competitivos". Y al respecto señaló que "cuando hablamos de reconstruir el país y de pensar en el futuro, quiero que tengamos una estructura productiva con salarios más altos, acabar con la precariedad", aunque no especificó cómo hacerlo.

 

Garzón solo añadió que "estamos en un momento en el que debemos hacer de la necesidad virtud", e insistió: "Tenemos que recuperar nuestra economía, proteger a esos sectores y el empleo y pensar cómo queremos que sea la España de dentro de cinco o diez años".

"Queremos que sea más fuerte ante hipotéticos eventos como las pandemias, pero también para que la clase trabajadora tenga mejores salarios y condiciones. Es la reflexión que yo incorporaba y que fue tan polémica", zanjó.

 

Comenta esta noticia