14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Diego Fusaro resumido: el hombre de izquierdas que desquicia a los "progres"

 

 

Un tweet del intelectual de la izquierda italiana Diego Fusaro por la detención de Carola Rackete, la capitana del barco de la ONG Sea Watch3 : “Generación Erasmus, rasta en el pelo, odio al pueblo, nihilismo hedonista, neoprogresismo liberal, fucsia y arcoiris. Una juventud sin esperanza” y una crítica a  Podemos en una entrevista ha iniciado una caza de brujas progre con argumentos "ad hominem" y  sin ser rebatido lógicamente.

Este linchamiento dirigido por Errejón y Alberto Garzón se ha extendido a  Manolo Monereo- exdiputado de Podemos- a Julio Anguita y al economista Héctor Illueca por firmar  el decreto dignidad del gobierno italiano de Salvini  en el que cuestionaban la UE y las políticas de deslocalización de empresas.

Los planteamientos de Fusaro son sin duda un ataque directo al consenso ideológico progresista:

1) Transversal: Fusaro cree que los ejes  izquierda y derecha deben ser sustituidos por explotadores -la élite financiera apátrida- y explotados -el pueblo- que tendría valores de la clase trabajadora (trabajo, derechos sociales, conciencia de clase) y de la burguesía  (austeridad, ética en los negocios, familia, Estado), lo que ideológicamente se traduce en que hay valores conservadores que deben ser rescatados (enraizamiento, lealtad, familia,patria) y complementados con los de izquierdas (emancipación, socialismo democrático, dignidad del trabajo).

2) Contra los "nuevos" movimientos sociales. El capitalismo por un lado daría "derechos civiles" mientras que quitan derechos sociales vinculados al trabajo, la vida comunitaria, el formar una familia ya que los "nuevos derechos" no cuestionan la globalización capitalista por contra la fortalece.

Feminismo Si bien las luchas de las mujeres por la igualdad es justa, la emancipación ya no se considera una lucha por la libertad , por los derechos sociales y por el trabajo: El feminismo sería por un lado un simulacro de rebelión para olvidar la precariedad laboral juvenil y por otro lado el capital transnacional que ya no necesita a la burguesía emprendedora habría incidido una violenta lucha contra su mundo de valores.

Los planteamientos de Fusaro son sin duda un ataque directo al consenso ideológico progresista

Una escuela reducida a la empresa, una familia destruida y atomizada, destrucción de los Estados nacionales, derechos sociales, trabajo, etc. ya que este capitalismo desbocado no desearía límites éticos ni religiosos.

Inmigracionismo. El pensamiento único ultracapitalista liberal se basa en la volatización del capital y la deslocalización del trabajo:  los inmigrantes son víctimas del capitalismo y deben ser ayudados , sin embargo ese "ejército de reserva industrial" (Marx) de la inmigración masiva supone en la práctica destruir los derechos sociales aún existentes, destruir la fuerza y unidad de los trabajadores y reducir drásticamente los costos laborales así el capitalismo no desea integrar a los inmigrantes antés bien desea desestructurar a los nativos, para convertir a estos a su vez en nuevos emigrantes.

El progresismo suponía desentenderse de millones de jóvenes mal pagados y sin futuro para centrarse en defender a pequeñas minorías

Por todo ello resulta tan incoherente  criticar el capital y, al mismo tiempo, elogiar el fenómeno de la inmigración que marca el triunfo del capitalismo transnacional como criticar la inmigración y aceptar sin embargo la lógica del monoteísmo del mercado.

Globalismo nacionalista

Esta dictadura de la UE de los mercados y el capital contra los trabajadores y los pueblos estaría sometida al atlantismo de Washington ya que "el globalismo no es más que el nacionalismo estadounidense llevado a su máximo desarrollo".

No hay nada nuevo en las tesis de Fusaro que no hubiese dicho 20 años antes James Petras quien advertía de una izquierda que no solo no ofrecía una visión de sociedad alternativa al globalismo neoliberal sino que la irrupción del progresismo suponía desentenderse respecto al destino de millones de jóvenes mal pagados y sin futuro para centrarse en defender a pequeñas minorías y "luchas" generosamente subvencionadas por corporaciones y gobiernos vía ONGs.

La plutocracia apátrida se enfrenta todavía a determinados límites que cuestionan su poder desatado: la rebelión de los pueblos ante los intentos de eliminar sus identidades étnicas (via inmigración/emigración) y culturales (vía americanización cultural); el desarrollo sostenible y el comercio local frente a las "rondas comerciales" globalistas y el expolio de la naturaleza a manos de multinacionales;la tradición entendida como valores o espiritualidad frente al materialismo nihilista contemporáneo con su caos social de criminalidad , corrupción y la pérdida absoluta del sentido de responsabilidad individual y por fin la oposición de trabajadores y empresarios frente al capitalismo financiero depredador y globalista .

Para hacer frente a estos retos una nueva izquierda y una nueva derecha deben darse la mano y repensar conjuntamente nuevas soluciones a semejantes desafios: Diego Fusaro en la izquierda o Alain De Benoist en la derecha ya han puesto las bases para este diálogo imprescindible.

Comenta esta noticia
Update CMP