Ni financiación ni infraestructuras: Sánchez viene de vacío a Valencia

Ximo Puig reclamó en acto institucional "financiación justa e inversiones". El presidente Pedro Sánchez no asumió compromiso alguno en el día grande de la Comunitat Valenciana.

El primer presidente del Gobierno en participar al gran día de la Comunitat Valenciana, dio la razón a su homólogo Ximo Puig en su reivindicación de la mejora la financiación y de las infraestructuras, pero no asumió compromiso alguno. La tan alabada visita de Sánchez por parte del gobierno del Botànic se quedó en un mero gesto. Pero de "forment ni un grà".

Sánchez cerró los discursos institucionales en el Palau de la Generalitat, tras la entrega de distinciones y galardones a ciudadanos y entidades, con una llamada al "diálogo y el consenso para abordar el déficit de infraestructuras que padece y sufre esta comunidad", así como "la justa reivindicación de una financiación autonómica". El presidente estuvo mucho más concreto al hablar de Europa, de los populismos, de la vigencia del Estado de la autonomías ...

El discurso del presidente de la Generalitat estaba concebido en una doble vertiente: Subrayar el compromiso de lealtad institucional con el Estado y obtener un compromiso de su homólogo y compañero de partido, con el que ha sido su santo y seña en esta legislatura: "acabar con la discriminación económica" de la Comunitat. 

Ni separatismo ni centralismo

Puig ve "síntomas de agotamiento" del estado de las autonomías y como receta aboga, "desde la humildad" por "profundizar en lo federal".  Y "ahora que las instituciones catalanas se han levantado de la mesa en la que siempre habían contribuido a una apertura, es precisamente la Comunitat la referencia y es más necesaria la voz valenciana para liderar la defensa de las autonomías". Su mensaje a "Madrid" es claro: "Ni separatismo ni centralismo", concluyó

 

En la otra parte de su parlamento,  se unió a Mónica Oltra quien lamentó,  utilizando un término de la edad media, la subyugación del poder central hacia el autonómico. Tras la caída de Mariano Rajoy, Puig dijo que "no ha cambiado" en su reivindicación del modelo autonómico y que seguirá exigiendo "gobierne quien gobierne en España".

A siete meses de las autonómicas y locales y después de que Susana Díaz haga valer su peso en el PSOE al adelantar las autonómicas andaluzas, Puig dice mantener su compromiso para "una financiación justa, inversiones equitativas y lealtad institucional". En definitiva, "el cumplimiento efectivo del autogobierno, el cumplimiento de la Constitución", remarca.

Pedro Sánchez, que no quiso comprobar las emociones de participar en la procesión cívica, se limitó a responder a Puig con un "ya veremos... ". En el día grande de los valencianos, el presidente del Gobierno será recordado por su lapsus con el término Levante, (el manido recurso del Levante feliz), en la autonomía peor financiada, según los expertos.

Comenta esta noticia
Update CMP