20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pablo Casado planta cara a los poderosos aparatos del PP y pide que no malmetan

Pablo Casado este jueves en Palencia, donde nació.

Pablo Casado este jueves en Palencia, donde nació.

El candidato quiere que los afiliados voten en total libertad, consciente de que ésa es su principal baza. Ha empezado tan fuerte que ha puesto en alerta a Cospedal y Soraya.

Pablo Casado ha empezado su carrera hacia la Presidencia del PP con tanta fuerza que sus dos principales rivales, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, se toman más que en serio sus posibilidades de pasar a la segunda vuelta.

El miércoles dio el primer golpe sobre la mesa al exhibir en torno a 5.000 avales (aunque en el momento de registrar su candidatura lo hizo con algo más de 3.000) e, inmediatamente después, se echó a la carretera.

Su intención es recorrer hasta el 5 de julio las 50 provincias españolas. El jueves empezó en su tierra, León, Palencia y Ávila; y este viernes continúa en la de su mujer, con paradas en Alicante, Elche, Valencia y Castellón. Con un mensaje: "Que hablen las bases".

"No voy a coleccionar apoyos, quiero ser el candidato de las bases", ha señalado este viernes en una entrevista con Carlos Herrera en COPE. Porque mientras Cospedal y Sáenz de Santamaría se han rodeado de exministros y caras conocidas del partido, él huye de grandes adhesiones. "No estoy de acuerdo en que haya que poner a los compañeros ante la tesitura de elegir públicamente", ha sostenido.

Sabe el hasta ahora vicesecretario de Comunicación del PP que él no tiene ningún aparato detrás, y por eso ha aprovechado para pedir que las estructuras del partido se mantengan neutrales en esta competición.

"Pido a los presidentes regionales y provinciales que den libertad de voto", ha afirmado. Porque, en su opinión, la fórmula un militante, un voto debe primar por encima de lo demás. Sea ese militante cualquier exministro -Fátima Báñez, que está con Sáenz de Santamaría, o Juan Ignacio Zoido, que apoya a Cospedal- o cualquier persona anónima. 

A diferencia de la exvicepresidenta, que un día antes en ese mismo micrófono se mostró partidaria de que pudieran votar incluso los afiliados que no están al corriente de pago, Casado sí acepta la principal regla de juego. 

Como contó ESdiario este jueves, a los afiliados que deban cuotas al partido les bastará con pagar una de 20 euros para ponerse al día y poder votar. Siempre y cuando se hayan inscrito en el proceso hasta el próximo lunes a las dos de la tarde.

 

Ante Carlos Herrera, el candidato más joven ha defendido su proyecto como "el mejor, el de la ilusión". "En nuestro partido hace falta revitalizar y volver a conectar con el afiliado", ha añadido. Para volver a ser el partido "hegemónico en el centro derecha".

Y ha dejado claro que va a ir "hasta el final" con su candidatura. "No soy la liebre de nadie", ha insistido. "Mi vocación es la política y no me he presentado para garantizar mi puesto y luego pactar", ha zanjado.

Comenta esta noticia
Update CMP