Carolina Punset se mete en Salsas Rosas tras su sonado portazo naranja

Las teles se meten de lleno en la agridulce polémica en que ha derivado la agria disputa política de la eurodiputada y su marido con su ex-partido. .

Y es que en las últimas horas se ha producido un cruce de tuits entre la eurodiputada tránsfuga, su marido “motero”, y una ex-responsable de programas del corazón, tras confirmarse las visitas de la hija del ex-ministro centrista Eduardo Punset al fugado Carles Puigdemont, a un plató de TV3, y a À Punt.

La decisión de la eurodiputada Carolina Punset de abandonar Ciudadanos publicando una carta muy dura en las que acusa a los naranjas de machismo, derechización y anticatalanismo fue contestada con el anuncio de un expediente de expulsión abierto por haber visitado en coche oficial al fugado Carles Puigdemont justo el Día de la Comunidad Valenciana, a la que hasta mediada la legislatura representó en Les Corts. Es difícil saber qué fue consecuencia de qué. Pero el hecho es que Punset, alejada desde hacía tiempo de la disciplina naranja, se ha marchado de Ciudadanos con un sonoro portazo.

Portazo que completó esa misma noche cuando visitaba junto a su marido, el también tránsfuga pero en Les Corts Valencianes Alexis Marí, un plató de TV3. “Preguntas frecuentes” para contestar en pareja, y atuendo motero para un rejuvenecido Marí. A lo Josep Moreno. Sabido es que si por algo se caracteriza TV3 es por su apoyo al “procés” y por su visión crítica de los partidos “españolistas”, en especial Ciudadanos, ganador de las últimas elecciones catalanas. Así que una pareja dispuesta a hablar mal de Albert Rivera tiene muchos números de ser bienvenida un sábado a la noche.


Sin llegar al nivel de su padre, el ex-ministro Eduardo Punset que en julio de 2017 escribió que “Estoy completamente a favor de celebrar el referéndum del 1 de octubre, por el simple derecho democrático (el sustantivo es importante) que tenemos todos los ciudadanos de Cataluña a ejercer nuestro voto“, Carolina Punset sí se muestra abierta a escuchar al líder independentista, a pesar de que su mensaje no ha variado durante todo este tiempo. Ése parece el origen del conflicto político.

Pero había que esperar unas horas más tras la carta y el plató para que se desencadenara una segunda tormenta, esta vez mezcla de mayonesa y tomate, en las redes sociales. ¿Protagonistas? Punset, Marí … y la ex-directora de los exitosos programas televisivos Salsa Rosa y La Sexta Noche, Sandra Fernández.

Fernández es ahora miembro a propuesta de Cs y con el aval también del PP del comité de expertos que avaluará a los candidatos a sustituir a Rosa María Mateo al frente de RTVE.

En un primer tuit Fernández afeaba a Punset su carta de despedida asegurando que “la escribe cuando le abren expediente de expulsión por reunirse, en contra de lo que piensa el partido, con Puigdemont, haciendo el viaje en coche oficial. Entiendo que hace dos meses no la parecía tan terrible, ni tan machista, ni tan KGB. Cómo cambia el cuento con contexto”.


Carolina Punset no se calla y publica que “lo que a mi no me ha hecho falta es que Cs me proponga para el comité de expertos de Rtve. Quizás eso explique tu tweet a pesar de conocer la verdad. Ahí es donde empieza uno a perder la libertad y premiar la servidumbre”.


La réplica de Fernández es sonora: “jajajajaja... Te aseguro que a mi tampoco! Deberías saber que es un trabajo maravilloso con gran responsabilidad pero no remunerado. 25 años de carrera profesional me avalan. Mis necesidades las tengo satisfechas. Pero gracias por tu preocupación”.


Y la conclusión de Punset es que “pues estamos en la misma situación. Cualquiera diría que tengo que pedir limosna. Solo que yo no aplaudo a quien hace transfugismo (sic) político y hay quienes si, no sé el motivo. Tú sabrás. A mi no me han propuesto para ese cargo, a instancias de un partido”.


Para acabarlo de liar, Alexis Marí se cruza y le suelta su particular zasca a Fernández: “de cuando una tiene que empezar a dar las gracias a un partido... y tal y tal!”.

 


A partir de ahí, tuits de los partidarios de Punse, que la llaman valient, y de sus detractore, que la consideran traidora y la ven ya en el PSPV junto a su marido. 


 Y para acabar de arreglarlo, À Punt, que ha invitado a la popular pareja a uno de sus programas, anunciándolo como si de una actuación de Pimpinela se tratara. 


Comenta esta noticia
Update CMP