Las ITV valencianas advierten de un colapso tras el estado de alarma

Las estaciones de ITV valencianas temen un colapso

Las estaciones de ITV valencianas temen un colapso

Las entidades colaboradoras de la Administración valenciana en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) prevén un colapso de sus servicios, tras la denominada "vuelta a la normalidad". 

Las estaciones indican que  tienen un elevado número de revisiones pendientes, dado que desde la promulgación del Decreto de estado de alarma, estos negocios tuvieron que cerrar, cancelando miles de citas y, ahora, están trabajando a destajo para que todos los vehículos que tengan que pasar la ITV que no han podido pasar durante el estado de alarma, lo hagan de forma "organizada".

Según cifras de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), hasta el 10 de mayo habían expirado unos 3,1 millones de inspecciones en toda España, que sumadas a las que vencen a lo largo del resto de este mes de mayo, las estaciones tendrían que revisar unos 5 millones de vehículos, más del doble de los 1,8 millones que examinan cada mes de forma habitual.

Desde las ITV valencianas muestran su preocupación por el volumen de vehículos que tienen que inspeccionar y por los contagios de coronavirus que puedan producirse, debido a la aglomeración de personas en las instalaciones de sus estaciones. Francisco Llopis, gerente de la ITV de Massalfassar, destaca el esfuerzo realizado por las empresas para cumplir con todas las medias de protección sanitaria para los trabajadores y al mismo tiempo para los clientes. Los trabajadores no puden acceder dentro de los vehículos particulares por lo que piden la colaboración de los usuarios.

Llopis  destaca el reto de ir recupenado poco a poco las inspecciones pendientes y apunta que esta semana, tras la fase 1 dse desescalada, no ha existido colpaso de trabajo.

El Gobierno ha ampliado la prórroga de la validez del certificado de inspección técnica periódica (ITV) de los vehículos cuya fecha de próxima inspección se encontrara comprendida durante el estado de alarma, en quince días naturales por cada semana transcurrida desde el inicio de ese periodo hasta que se hubiera producido el vencimiento.

Según recogió el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 16 de mayo, la orden se dicta con el objetivo de posibilitar la realización del elevado número de inspecciones técnicas periódicas de vehículos que han quedado pendientes tras la declaración del estado de alarma.

Aún así, las ITV valencianas temen que el personal de las estaciones pueda trabajar seguro; ya que, además, indican que algunos puntos de las inspecciones se realizan en el interior del coche y si se cita a mucha gente a la vez, es casi imposible evitar contacto entre personas. 

Esta situación genera también que si las instalaciones de las ITV no dan abasto a cubrir todas las inspecciones a tiempo, cientos de vehículos tengan que seguir circulando sin su ITV en regla y expuestos, posiblemente, a una multa sin son parados. 

Por ello, hacen un llamamiento a la ciudadanía para que agilicen cuanto antes sus solicitudes de inspección, vía telefónica o vía telemática, a través del servicio de cita previa.  

Comenta esta noticia