05 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Junqueras sale de la cárcel con una sonrisa: el indulto encubierto, en marcha

Oriol Junqueras y Jordi Cuixart a la salida de prisión

Oriol Junqueras y Jordi Cuixart a la salida de prisión

Los líderes secesionistas que estaban en las cárceles catalanas ya está disfrutando de su primer fin de semana en tercer grado. Ya solo pasaran cuatro noches en prisión.

Los presos independentistas han salido de la cárcel este viernes.  El líder de ERC, Oriol Junqueras, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; y los exconsellers Raül Romeva y Jordi Turull han sido los primeros en abandonar con una sonrisa y con las primeras luces de la mañana la prisión de Lledoners, tras el indulto encubierto concedido por Generalitat y poco a poco lo van haciendo todos los demás: Jordi Sánchez, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Dolors Bassa y Josep Rull.

Así, a pesar de que algunos de ellos, como Junqueras, suman más de una década de condena a prisión por cometer un delito de sedición, ya pueden disfrutar del primer fin de semana fuera de la cárcel gracias a que las juntas de tratamiento aprobaron el jueves aplicarles la modalidad habitual del régimen abierto, tras las maniobras de Torra.

 Una vez que los presos secesionistas han abandonado el centro penitenciario, el líder de ERC ha parado ha hablar con los periodistas para señalar que está contento de poder ver a la gente de su pueblo: "Ya os lo podéis imaginar, seguro que no hacen falta muchos detalles". 

Mientras que Jordi Cuixart ha despreciado las ventajas concedidas al considerar que el tercer grado no significa para él nada en concreto porque lo que quieren es "salir de la represión de una vez por todas". De hecho, ha ahondado en este asunto a través de su cuenta de Twitter donde, lejos de todo arrepentimiento, ha asegurado que "seguiremos luchando para que se acabe toda la represión, el retorno de los exiliados y por la autodeterminación de Cataluña. Viva la República Catalana. ¡Somos y seremos!".

Por su parte , Turull ha dicho que, a pesar de no ser la libertad completa, hacía mucho tiempo que esperaban este fin de semana, y preguntado por qué hará el fin de semana, ha dicho: "Tengo ganas de dar la gracias a todo el mundo, a tanta gente como me pueda encontrar porque nos han dado tanta fuerza, tanto coraje y tanta esperanza".

Sin embargo, Turull, en declaraciones a RAC 1 ha utilizado un lenguaje mucho más desafiante: "veremos cuánto tiempo dura todo esto. Todos saben que la Veremos cuánto tiempo dura todo esto. Todos saben que la Fiscalía va absolutamente a saco, en términos de escarmiento y de venganza va absolutamente a saco, en términos de escarmiento y de venganza", ha sostenido en referencia al desacuerdo mostrado con los fiscales ante este último órdago de Torra.

Recibimientos con honores para los presos

Además, los partidos y asociaciones independentistas a las que pertenecen ya tienen organizados actos de recibimiento en sus respectivos municipios. De hecho, los líderes de ERC, Marta Vilalta y Pere Aragonés estarán en Sant Vicenç dels Horts para acompañar a Junqueras, que, además, tendrá su espacio en prime time este domingo en TV3, mientras que el partido también ha organizado actos de bienvenida para Forcadell en Sabadell; a Romeva, en Sant Cugat del Vallès, y a Bassa, en Torroella de Montgrí. Lo mismo ocurrirá en Parets del Vallès y en Terrassa, donde se recibirá con honores a Turull y Rull.

Así pues y gracias a este tercer grado, los presos podrán pasar tres noches en casa, por lo que no volverán a la prisión hasta el lunes, y dormir los otros cuatro días de la semana en la cárcel, cuando pasarán entre 8 y 11 horas en el centro penitenciario. Durante las horas que pasen fuera de la cárcel, podrán continuar con los trabajos y voluntariados que han hecho hasta ahora en incluso podrían llegar a participar en la campaña electoral en caso de que Torra convoque elecciones.

De esta manera, la estancia en prisión a partir de ahora de los presos secesionistas será algo anecdótico, ya que se reducirá a pernoctar solo cuatro días. Un indulto encubierto que cuenta con el rechazo de la Fiscalía del Supremo que ya ha anunciado que se opondrá a la medida por lo que será el Alto Tribunal el que tenga la última palabra, aunque mientras tanto seguirán disfrutando de las ventajas concedidas por Torra.

Comenta esta noticia