Debate de Presupuestos: Isabel Bonig pierde "la mala uva"

Els deitjos de tots, las 12 uvas de Isabel Bonig

Els deitjos de tots, las 12 uvas de Isabel Bonig

En pleno debate de los Presupuestos de la Generalitat para 2019, reparte a Puig una caja que contiene 12 deseos a cumplir en el próximo año para mejorar la vida de todos los valencianos.

Buenos deseos y poca "mala uva". Los asesores del PPCV se han propuesto que la presidenta de su partido, Isabel Bonig, siga sorprendiendo en plena época navideña. El pasado 7 de diciembre, lo hizo celebrando el cuadragésimo aniversario de la Constitución Española junto a su familia, entre la que se encontraba su padre, un histórico militante socialista. Esta vez, lo ha hecho en el hemiciclo de Les Corts al entregar  -al término del debate de los presupuestos de la Generalitat 2019- al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, una caja que contiene 12 deseos a cumplir en el 2019 para mejorar la vida de todos los valencianos.  La lideresa popular ya no quiere ser la Margaret Thatcher valenciana. Busca un imagen más dulce y sobre todo cercana. 

El mensaje, parecido, aunque marcadamente reivindicativo . Bonig se ha propuesto que de cara al nuevo año haya convivencia, progreso, tolerancia, concordia y confraternización entre todos los partidos políticos y todos los españoles, por encima de las ideologías.

El gesto, quizá haya sido aún más llamativo. La presidenta del PP ha hecho entrega del obsequio justo después de terminar su discurso parlamentario y de la explicación del voto contrario a las cuentas, y para ello se ha acercado personalmente al escaño de Puig. El resto de diputados de la Cámara también lo han recibido por parte de todos los miembros del Grupo Parlamentario Popular.

'Els Desitjos de Tots' es el título del estuche navideño con el que Bonig ha querido simbolizar en estas fiestas, y sobre todo de cara a la próxima celebración de Fin de Año, el deseo de "recuperar el espíritu de la tradición y los buenos deseos que, sin duda, nos unen a todos los que queremos lo mejor para nuestra Comunidad". Así lo ha expresado la propia presidenta del PPCV en una carta que se puede leer dentro del estuche y que acompaña los doce objetivos para el 2019: "Por la libertad en la Educación"; "Para que todos tengamos un empleo digno"; "Por una Sanidad sin listas de espera"; "Por una AP-7 gratuita"; "Para que el agua sea para todos"; "Por un Gobierno para todos los valencianos"; "Por una Política Social donde se atienda a todos"; "Por un uso de la lengua sin imposiciones"; "Para que los valencianos paguen menos impuestos"; "Para que nuestras ciudades estén limpias y sean más prósperas"; "Por una España unidad" y "por la Eliminación de las tasas al turismo".

Isabel Bonig ha cerrado su intervención en Les Corts –después de mostrar su rechazo a los Presupuestos que presentaba el Gobierno de la Comunitat- criticando que desde "hace algún tiempo la crispación en España ha traspasado las líneas rojas, no sólo de la lógica parlamentaria sino del sentido común".

Por el contrario, ha defendido "la discrepancia en democracia" que, junto al debate, "han de tener como base la confrontación de ideas y no de personas". En esta línea, la presidenta del PP ha advertido –en referencia al conjunto de Grupos Parlamentarios- que "todos servimos a nuestra tierra y a sus ciudadanos; todos trabajamos por la Comunitat Valenciana y los valencianos" por lo que "nunca negaré que todos los que estamos en esta Cámara queremos lo mejorar para la Comunitat Valenciana, aunque la defendamos desde opciones y planteamientos políticos diferentes y visiones políticas distintas y, en algunos casos, hasta diametralmente distintas".

Desde "este respeto", ha expresado que "todos, sin excepción, tienen y tendrán siempre mi respeto personal, como compañera, como valenciana y como demócrata". De forma paralela, ha recordado que expresa sus 12 deseos para mejorar la vida de los valencianos "como las 12 uvas que manda la tradición de fin de año en España que, por cierto, pocos españoles saben que nace de la Comunitat Valenciana, y se ha extendido dentro y fuera de las fronteras españolas".

Por último, Isabel Bonig ha pedido a todos los diputados que "al finalizar el 2018, dentro de tan solo poco más de una semana, tomemos las doce uvas pensando que el discrepante no es nuestro enemigo" para lo que ha conminado a unirse a todos "en ese deseo, aunque solo sea ese, y, si realmente lo creemos, que el 2019 será mejor año para todos los valencianos".

En un debate de presupuesto en el que la oposición juega un papel de telonero, Bonig ha conseguido el "favor" mediático  con una performance singular

 

Comenta esta noticia
Update CMP