19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las joyitas de Dembelé: el Barça se encuentra con otro desastre provocado por él

Menudo negocio ha hecho el club azulgrana con su fichaje. No hay día que no se encuentre con algún nuevo problema y el último no deja su imagen precisamente por todo lo alto.

El jugador del FC Barcelona Ousmane Dembélé ha sido demandado por su antiguo casero de Alemania por 20.000 euros debido a gastos sin pagar, como la calefacción, y desperfectos en la casa, de cuando militaba en el Borussia Dortmund.

Tras su traspaso del Borussia Dortmund al conjunto catalán, después de que se ausentara a entrenamientos y presionara a su club para que permitiera su salida, el francés de 21 años se enfrenta ahora a problemas con el propietario de la vivienda donde se alojó en su tiempo en el Dortmund.

El hombre ha presentado una demanda contra Dembélé y le exige más de 20.000 euros, según confirmó este jueves el tribunal de primera instancia competente y el abogado del propietario.

De acuerdo con el abogado Dietmar Hahne, el problema principal son las llaves que no fueron devueltas, por lo que demanda al futbolista por tres alquileres mensuales. Además, reclama gastos de calefacción no pagados. En conjunto, estas facturas pendientes ascienden a algo más de 15.000 euros.

Según el abogado, antes de que el futbolista se mudara hubo una permanente disputa sobre las condiciones de la propiedad de alquiler. Aunque un equipo de limpieza eliminó las "condiciones lamentables" en las que estaba la casa.

Un experto encontró otros defectos no resueltos, indicó. Entre otras cosas, por persianas rotas y daños en el parqué y en las baldosas, por lo que el propietario exige ahora unos 5.000 euros adicionales.

Dembélé recibió la denuncia a través de su club, el FC Barcelona, informó portavoz del juzgado de primera instancia. Ahora el futbolista tiene unas semanas para responder a la demanda.

Esta es la última de un jugador que se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para el club azulgrana. Desordenado en su estilo de vida y en su alimentación, el club tuvo que asignarle un cocinero para evitar que su dieta se convirtiera exclusivamente en comida basura, sus retrasos son clamorosos y hace unos días se ausentó del entrenamiento (con sospechas de juerga detrás) y fue castigado por Valverde.

Comenta esta noticia
Update CMP