04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

España sufre la jornada con más contagios desde la nueva normalidad y va a peor

Salvador Illa, junto a la portavoz Montero, tras el último Consejo de Ministros.

Salvador Illa, junto a la portavoz Montero, tras el último Consejo de Ministros.

El Ministerio de Sanidad ha registrado este miércoles 390 nuevos infectados, frente a los 263 del martes. Y 10 fallecidos en los últimos 7 días.

Al Gobierno, la desescalada se le comienza a complicar. En la víspera de que se celebre en Madrid el acto de Estado en homenaje a las víctimas del Covid, el Ministerio de Sanidad ha sido testigo de cómo los contagios han alcanzado su cifra más alta desde el fin del estado de alarma, los infectados crecen exponencialmente día a día y los brotes se reproducen a lo largo y ancho de toda España.

Algunos expertos ya comienzan a calificar este escenario más de "segunda oleada" que de rebrotes puntuales. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, sumó este martes dos intervenciones -en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y en la sesión de control en el Senado- en las que demostró que por el momento no parece dispuesto a retomar el mando único, al menos en el aspecto sanitario.

La radiografía de este miércoles no puede ser más preocupante. Sanidad ha notificado 390 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas, en comparación con los 263 del martes, lo que sitúa en 257.494 las personas que se han infectado por el nuevo coronavirus. Cifras no vistas desde el 22 de mayo y la más alta desde el final del estado de alarma.

Hasta 2.727 personas han iniciado síntomas en las dos últimas semanas, y 919 en los últimos siete días. Además, el departamento que dirige Salvador Illa ha registrado 10 muertes en los últimos siete días, dos más que el martes.

Por otra parte, el informe publicado por Sanidad muestra que 11.723 personas han ingresado en una UCI, 13 en los últimos siete días; y 125.843 han precisado hospitalización, 176 en la última semana.

La situación sigue especialmente descontrolada en Cataluña. La Generalitat se ha visto obligada a confinar Lérida ciudad, Alcarràs, Aitona, la Granja de Escarp, Serós, Soses y Torres de Segre. Pese a ello en 24 horas, Cataluña ha registrado 938 casos positivos de coronavirus. La peor parte se la lleva el área sanitaria de Lérida, que acumula 50 focos entre brotes y agrupaciones de casos y advierten que la velocidad de contagio comunitario en esta provincia es muy elevado.

 

 

También es preocupante la situación en Aragón. Varias zonas están desde este martes en Fase 2 flexibilizada ante el aumentos de casos. Zaragoza ciudad, el municipio de Huesca y las comarcas de Cinca Medio, Bajo Cinca, La Litera, Bajo Aragón-Caspe son las zonas afectadas. Según el último recuento, Aragón ha reportado 83 nuevos positivos; cinco en la provincia de Huesca, dos en Teruel y 76 en Zaragoza, 57 de ellos en la capital.

En Madrid se ha registrado también un nuevo foco. La Dirección General de Salud Pública ha notificado este miércoles un nuevo brote con cinco casos positivos confirmados que tiene origen en una cena celebrada entre ocho personas en un domicilio particular de Madrid capital.

En Galicia, la Xunta ha acordado mantener únicamente la restricción de movilidad en el municipio de Burela (Lugo) tras la evolución del brote en A Mariña, que cuenta con 151 casos activos.

Y en el País Vasco, la otra zona caliente de esta nueva oleada, el Gobierno Vasco da por "controlado" el foco de Ordizia (Guipúzcoa), que aún tiene 75 casos positivos. Pero en las últimas horas se han detectado 17 casos en Tolosa, y en la localidad de Guetaria hay varias personas que han dado positivo en estas últumas horas.

La nueva situación ha obligado al Ejecutivo de Vitoria a ordenar el uso obligatorio de mascarillas desde esta próxima medianoche. Sigue así los pasos de Murcia, Baleares, Aragón, La Rioja, Cataluña, Extremadura, Cantabria y Navarra.

Comenta esta noticia