25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pedro Antonio Sánchez claudica: deja su escaño y el PP y señala a los culpables

Pedro Antonio Sánchez junto a su sucesor, Fernando López Miras.

Pedro Antonio Sánchez junto a su sucesor, Fernando López Miras.

El que fuera presidente de Murcia se va consciente de que los casos Púnica y Auditorio pueden acabar en apertura de juicio oral y una vez que ha entendido que no será candidato en 2019.

Pedro Antonio Sánchez se va. Del todo. El que fuera presidente de Murcia renuncia a su escaño -el que le permitía conservar el aforamiento- y a la Presidencia del PP regional; las dos trincheras que le quedaban desde abril, cuando tuvo que dimitir al frente de la Comunidad tras el ultimátum de Ciudadanos.

Sánchez anuncia este miércoles su decisión en las páginas de La Verdad, sabedor de que los casos Púnica y Auditorio, los dos que tiene abiertos, pueden acabar en apertura de juicio oral en su contra en cualquier momento. 

Se da la circunstancia de que su partido le reeligió presidente hace sólo medio año, en marzo, y con un 93% de los apoyos. "Los malos no van a ganar", prometió entonces.

Se va para dejar todo el espacio a Fernando López Miras, el actual presidente regional y su sucesor, que se hará con las riendas del partido en el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva que se celebrarán este viernes. Y que será el candidato en 2019.

Pedro Antonio Sánchez se marcha con mal sabor de boca, y obligado. "La política es mi pasión. Me voy porque mis adversarios (en alusión al PSOE) han jugado sucio y la jugada les ha salido bien. Las dos causas que tengo pendientes terminarán en el Supremo, si me condenan porque yo recurriré y, si me absuelven, porque recurrirán los otros. Eso significa al menos dos años más, y la situación sería, efectivamente, insostenible. Por eso me voy", afirma en la entrevista.

Qué duda cabe de que la dirección nacional del PP ha dado el empujón definitivo a Sánchez, al hacerle ver que era materialmente imposible su candidatura dentro de dos años. Aunque señala con resignación: "Si yo fuera el candidato en 2019, el PP ganaría por mayoría absoluta, pese a la reforma de la ley electoral. Estoy convencido".

Como también lo está de que saldrá absuelto.

Comenta esta noticia
Update CMP