Una nueva gota fría dejará lluvias de hasta 60 litros en Valencia y Castellón

Lluvias en Valencia

Lluvias en Valencia

La entrada de una nueva DANA por el Cantábrico oriental provocará lluvias intensas desde este martes, rachas de viento que podrán superar los 80 kilómetros por hora y olas de hasta 5 metros.

El interior norte de la provincia de Castellón está desde este lunes en aviso amarillo por lluvias localmente fuertes y acompañadas de granizo y rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora, una alerta que se extenderá el martes al litoral de Castellón, y a partir de este martes (previsiblemente entre el miércoles y el jueves) a la provincia de Valencia y el litoral norte de Alicante.

Además, el miércoles se establecerá el aviso de nivel naranja en el litoral de las provincias de Castellón y Valencia por fenómenos costeros, ya que se esperan intervalos de fuerza 8 de viento del nordeste y olas de 4 a 5 metros.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha emitido un aviso en el que recomienda a los municipios y organismos con competencia en la gestión de emergencias que estén pendientes de la evolución de esta DANA, también conocida como gota fría. 

El nivel naranja comenzará el miércoles a las 12:00 horas y finalizará este mismo día a las 18:00 horas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este martes se activará el nivel amarillo en el litoral de Castellón y el miércoles se ampliará a toda la provincia de Valencia y al litoral norte de la de Alicante, y se prolongará hasta el jueves.

Durante esos días se prevén rachas de viento del noroeste de hasta 80 kilómetros por horas, precipitaciones acumuladas en doce de horas de 60 litros por metro cuadrado y fenómenos costeros, con olas de entre 3 y 4 metros. La Aemet ha alertado de un temporal en la Comunitat Valenciana esta semana por la entrada de una DANA (depresión aislada en niveles altos) por el Cantábrico oriental.

Qué es un DANA

Este fenómeno se ajusta a lo que se define como una depresión de aire frío en niveles altos que se ha separado de la circulación en chorro y se mueve de forma independiente. 

Por sí misma, una DANA no es la responsable directa de lluvias torrenciales que puedan provocar daños materiales en las zonas del Mediterráneo. Al separarse un chorro de aire de una de las grandes corrientes de viento que hay en la atmósfera, se origina una depresión en altura que tiene circulación propia, moviéndose de arriba abajo, y puede unir todos los ingredientes necesarios para que los sistemas tormentosos descarguen sus gotas de agua con fuerza sobre el territorio español.

Comenta esta noticia
Update CMP