Peter Lim, promesas incumplidas

Amadeo Salvo y Peter Lim

Amadeo Salvo y Peter Lim

Peter Lim, nos vendió que seríamos un club comprador y no vendedor, que en unos años seríamos serios candidatos a ganar la Champions

A su llegada a Valencia, Peter Lim realizó varias promesas, tanto en el ámbito deportivo, cuando hablaba de situar al equipo al nivel en el que le corresponde por historia y presupuesto, así como en el terreno extradeportivo, asegurando que el nuevo estadio estaría finalizado para el Centenario, algo que de forma incompresible estamos sufriendo desde que decidió tomar otras líneas maestras muy distintas de las que prometió el día de su entrada triunfal en el Valencia CF y yo soy de los que pienso que los compromisos se cumplen caiga quien caiga, entiendo que el magnate de Singapur realice lo que quiera con su dinero pero con sus palabras debería tener más cuidado porque juega con la ilusión y el entusiasmo de todos aquellos que le apoyaron para entrar en nuestro club.

De Amadeo Salvo solo puedo decir que después de estos hechos y de sus peregrinas explicaciones, ni está ni se le espera, bueno, en el Ibiza, su club, sí que invierte su tiempo, pero respecto a su amado Valencia CF parece ser que le vino el desamor.

Hijo de un vendedor de pescado, Lim estudió contabilidad en Australia y ejerció de agente de bolsa antes de convertirse él mismo en un inversor en sectores de todo tipo: alimentario (aceite de palma), médicos, inmobiliarios y deportivos (posee un paquete de acciones de McLaren). En 2010 la revista Forbes lo situó como la octava fortuna de Singapur. Esta es la realidad de Peter Lim, nos vendió que seríamos un club comprador y no vendedor, que en unos años seríamos serios candidatos a ganar la Champions. Hoy el Valencia CF se ha convertido en club que se dedica a la pura y dura experimentación de jugadores para poder vender, si sale bien la jugada, a futbolistas promesa, una nueva política enquistada en la productividad económica. Otras materias como ganar títulos, mejorar la imagen, vender en todo en mundo sus hazañas como club y tener jugadores franquicia están pasando al olvido. Se juega  con el forofismo de medios de comunicación -por desgracia- y con algo más entendible que es el aficionado forofo, ese que solo ve un escudo y un equipo con ese mismos escudo aunque lo lleven las varietés de Francia.

El Valencia CF se ha convertido en club que se dedica a la pura y dura experimentación de jugadores para poder vende

Ni un solo bocado de exquisitez para los aficionados del Valencia CF. Es muy difícil de poner el nombre de algún jugador del Valencia CF a la espalda de una camiseta, no hay referentes como en su día lo fueron: Kempes, Piojo Lopez, Pepe Claramunt, Anglomá, Carboni. Esto es ya historia, ahora es un mercado persa. Yo diría más, un gobierno de Taifas. Hoy piden de forma ciertamente poco afortunada y con el apoyo de ciertos medios de comunicación que nos "volquemos" y seamos muy felices apreciando los fichajes de jugadores "probeta" sin ningún rubor, ni cierta vergüenza sabiendo que el club que gestionan es el Valencia CF.

Albiol, Silva, Mata, Villa, Jordi Alba, Soldado, Bernat, todos ellos vendidos, políticas productivistas y devaluación deportiva de un club. Tengo mas ejemplos:André Gomes se marchó al Barça por 35 millones de euros mediante más variables. Más ejemplos de la ambición de Lim por el dinero lo encontramos en que el mismo camino se decidió para Paquito Alcacer, que vio como el club se hundía con Lim en lo deportivo, cuestión dolorosa para el valencianismo, sin obviar la buena venta realizada con los 30 millones, más cinco en variables y la cesión de Munir que recibía el Valencia por el de Torrent. La venta de Alcácer confirmaba la depresión del valencianismo, que perdió a uno de sus referentes, un jugador criado y crecido en Paterna, uno de sus capitanes. Por cierto un Munir que como suele hacer el Valencia CF lo deprecia por que no saben mantener la exigencia a todo jugador que entra en este club y se acomodan.

Hoy, las líneas maestras de jugadores que alientan a sacarse el pase, a llevar en la camiseta sus nombres, a poder esgrimir un club de enjundia son esta lista de proyectos que algunos puede que den cierto rendimiento y otros serán verdaderos fracasos: Jason, Manu Vallejo y Jorge Saenz, Ruben Sobrino, Facundo Roncaglia, esto es lo que nos ofrece este señor Peter Lim. Qué distinto a esto otro que nos dijo hace unos cuantos años.

Si hay algo que no tengo es la famosa memoria de pez, soy de los que estuvieron escuchando al señor Salvo y al señor Peter Lim diciendo que el Valencia CF sería un club ganador, que competiría con los mas grandes, que se terminaba lo de vender jugadores y que seríamos un club comprador para competir con los más grandes. Esto, si no me equivoco, era por el año 2014, ni terminan el nuevo Mestalla, ni estamos en las primeras líneas de Europa en materia competitiva y de venta de imagen, ni perrito que les ladre. Al final, se ha quedado todo en pura y dura mercadotecnia, una lástima de club.

Comenta esta noticia
Update CMP