05 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los cinco peores fichajes del Barça en el siglo XXI

El brasileño Douglas, en un entrenamiento con el FC Barcelona.

El brasileño Douglas, en un entrenamiento con el FC Barcelona.

Además de los fichajes de relumbrón que ha realizado el FC Barcelona en estas dos últimas décadas, también ha protagonizado impresentables borrones en alguna que otra incorporación.

Si hay un equipo al que fichar no siempre le ha salido bien, es al Fútbol Club Barcelona. Si bien, durante este siglo han hecho incorporaciones que rindieron a un nivel enorme y pasaron a la historia del club, tales como Ronaldinho, Eto’o, o más recientemente Luis Suárez y Marc-André Ter Stegen, la entidad catalana también integró jugadores a sus filas que significaron más penas que glorias y que incluso, no llegaron a debutar.

Maxi López – Delantero centro

Llegó en enero de 2005 procedente de River Plate, a cambio de 6,5 millones de euros, debido a la lesión de Larsson, delantero suplente de aquel equipo dirigido por Frank Rijkaard. En su primera media temporada jugó 10 partidos, entre los que destaca la ida de los octavos de final de Champions League ante el Chelsea, donde Maxi marcó un tanto y asistió a Eto’o para el 2-1 final, aunque el Barcelona cayó eliminado en la vuelta tras perder 4-2.

En la 2005-06 sólo pudo disputar nueve encuentros, en los que marcó un gol y repartió dos asistencias. A pesar de eso, puede presumir el Champions League que el equipo consiguió esa temporada, con él en la plantilla. Luego de ese año se marchó cedido al Mallorca durante la 2006-07, y posteriormente fue vendido al Moscú FC en 2007 por 2 millones de euros.

 

Henrique – Defensa central

Fue uno de los refuerzos del equipo para la temporada 2008-09, la más exitosa del club. Llegó desde el Palmeiras por 8 millones de euros, e inmediatamente fue cedido al Bayer Leverkusen, donde pasó toda la campaña.

Al volver de su préstamo, fue cedido nuevamente a Racing de Santander y Palmeiras en las temporadas 2010-11 y 2011-12, respectivamente. Al final, rescindió su contrato con el equipo catalán en 2012 y se incorporó definitivamente a las filas del Palmeiras.  No llegó a debutar oficialmente con el Barcelona, pero disputó un amistoso.


Keirrison - Delantero centro

Al igual que su compatriota Henrique llegó desde Palmeiras, pero una temporada después que el defensor central. Tampoco vio ni un solo minuto con el primer equipo del Barcelona, puesto que desde su llegada tuvo una interminable relación con las cesiones.

Pasó a préstamo por Benfica (donde solo duró seis meses), Fiorentina, Santos, Cruzeiro y Coritiba, entre 2009 y 2014. Al final, se incorporó a este último como agente libre. 


Dmytro Chygrynskiy – Defensa central

El defensor central ucraniano llegó por pedido expreso de Pep Guardiola para la temporada 2009-10, aún cuando el técnico sabía que no podría contar con él para la Champions por haber disputado ya la Supercopa de la UEFA con el club desde donde fue fichado: el Shakhtar Donestk de su natal Ucrania.

Costó 25 millones de euros y sólo disputó 14 encuentros, entre liga y la Copa del Rey. En este último certamen tuvo la mala fortuna de cometer un penalti que le costó gran parte de la eliminación al Barcelona, en manos del Sevilla en esa ocasión.  Al final de la campaña, el Shakhtar lo volvió a comprar por 15 millones de euros, confirmando así un nuevo negocio ruinoso para el club culé.

 

Douglas Pereira - Lateral derecho

Inexplicable es la palabra que define este fichaje. Douglas llegó como un total desconocido, proveniente de São Paulo y de cara a la campaña 2014-15, a cambio de 4 millones de euros. Esa temporada, el lateral derecho solo jugó cinco partidos, pero aun así puede presumir del triplete (Champions, Liga y Copa del Rey) que el club consiguió ese año.

Luego de la temporada siguiente, en la que disputó únicamente tres partidos, encarriló una sucesión de cesiones hasta que quedó libre en 2019 y firmó por el Besiktas turco.

 
Comenta esta noticia