21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cómo evitar robos en tu vivienda durante las fiestas navideñas

Para que los amigos de lo ajeno no te arruinen la mejor época del año conviene seguir unos consejos que minimicen el riesgo de los puntos débiles de tu casa. Una alarma es indispensable.

La Navidad es una de las épocas del año más esperadas por millones de personas. Un periodo donde la felicidad inunda los hogares con las tradicionales reuniones en familia. Unas vacaciones que implican numerosos desplazamientos a otros destinos para reunirse con los seres queridos en estas fechas tan señaladas.

Sin embargo, también es un momento en el que se incrementa el número de robos a lo largo y ancho de la geografía española. Por este motivo, no hay mejor forma de disfrutar de los tuyos que con la confianza que brindan las alarmas para casa. Un sistema de seguridad que aporta innumerables beneficios para conseguir una protección total durante todos los días del año.

La seguridad en el hogar es un aspecto realmente sensible, ya que estamos hablando del espacio más delicado de la vida del ser humano. A pesar de ello, muchos propietarios piensan que ellos mismo son capaces de instalar una simple alarma que garantice un sistema de seguridad completo para disfrutar de la máxima protección posible en la vida cotidiana.

Un error común y extendido entre la población que solo provoca que se dejen puntos vulnerables en la vivienda, los cuales pueden ser aprovechados por posibles amenazas externas. Por este motivo, las alarmas para hogar que ofrecen las empresas seguridad son el método más fiable para evitar robos, ya que un técnico estudia cada casa previamente para proponer un plan a la medida de cada cliente.

Las empresas de seguridad cuentan con una Central Receptora de Alarmas (CRA) que monitoriza en todo momento las señales emitidas por la alarma instalada en el hogar. De esta forma, los propietarios no tienen que estar todo el tiempo pendiente del móvil para conocer lo que está ocurriendo en su vivienda, porque un profesional se encarga de esa función desde el centro de control.

Un experto que sabe cómo actuar ante las distintas situaciones que se puedan presentar en la vida diaria. Al mismo tiempo, la conexión con la CRA ofrece una seguridad extra ante posibles actos de inhibición o sabotaje, debido a que, si las alarmas dejan de emitir la señal, los profesionales pueden comprobar la incidencia técnica y observar todo lo que está ocurriendo en el interior en ese momento por si se está produciendo alguna intrusión.

Los sistemas de alarmas actuales cuentan con tecnología avanzada que permite seguir funcionando hasta en situaciones de vulnerabilidad como son los ataques de inhibición, sabotaje o corte de luz. Un mecanismo de seguridad que presenta una protección total frente a aquellos sistemas con un solo tipo de comunicación tan vulnerables ante este tipo de amenazas externas.

Una propia tecnología que también evita falsas alarmas, o lo que es lo mismo, disgustos a los propietarios. De esta forma, y gracias al servicio cableado, cuando la alarma salta, los profesionales revisan la incidencia para actuar de inmediato, ya sea avisando a la policía o descartando cualquier intervención. Una inversión segura con la que se elude las sanciones económicas que implican los avisos falsos a la policía, a veces superiores a la propia instalación de la alarma.

Comenta esta noticia
Update CMP