22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez saca pecho sin la más mínima autocrítica y sigue aferrándose a Moncloa

Pedro Sánchez, en su balance de fin de año, este viernes.

Pedro Sánchez, en su balance de fin de año, este viernes.

El presidente firma el tradicional balance del periodo de sesiones con críticas a la "parálisis" que dice heredó del PP, más guiños al independentismo y críticas a Vox.

Ni un asomo de autocrítica ni, tampoco, ninguna pista que conduzca a un posible adelanto electoral. Sánchez se enroca y se aferra a La Moncloa con un discurso triunfalista que no avalan ni los barones, ni su electorado, a la vista del desastre del PSOE en Andalucía.

Sánchez ha comparecido este viernes, como es tradición en vísperas de fin de año, para hacer balance de su legislatura exprés, su medio 2018 en la Presidencia. "El Gobierno en siete meses ha hecho más por la justicia social y la modernización de la economía que el anterior Gobierno en siete años", se ha decolgado.

Apropiándose de la herencia recibida de Mariano Rajoy, el líder socialista ha sacado pecho. "Hay medio millón de personas más trabajando que durante el año pasado por estas fechas, España lidera el crecimiento entre las principales economías europeas", ha presumido, con un vaticinio incluido: "Las previsiones que maneja el Gobierno para este año y el próximo son de 800.000 nuevos puestos de trabajo".

Sobre Cataluña, Sánchez ha afirmado que su Ejecutivo "se reivindica como constitucionalista, pero con una mirada amplia de la Constitución" y ha asegurado que ésta "no es patrimonio de ninguna ideología ni de ningún partido".

"La vocación del Gobierno de España es agotar la legislatura", ha asegurado. "El Gobierno va a estar reivindicando la convivencia y apuntalando el diálogo. Queremos que el carril de la justicia vaya por un lado y el de la política vaya por otro. Pedimos a la Generalitat llevar a cabo un diálogo efectivo", ha recalcado.

Y ha suplicado a los independentistas su voto a los Presupuestos. "Es importante que la Generalitat y los grupos que la apoyan permitan la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado".

Sobre Andalucía y Vox Sánchez ha advertido de que "si eventualmente se produce un Gobierno andaluz que pone en cuestión los derechos y libertades de las mujeres, este Gobierno pondrá todas las herramientas para proteger a esas mujeres".

Y ha aprovechado para lanzar su puyazo a Albert Rivera. "Ha llegado el momento en que las distintas formaciones decidan de qué lado están. Hemos visto a Ciudadanos abrazarse a la extrema derecha en Andalucía".

Comenta esta noticia
Update CMP