05 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La COPE fulmina a Podemos: "muchos etarras tenían el teléfono de Pablo Iglesias"

Pablo Iglesias, durante una entrevista con Carlos Herrera en la COPE.

Pablo Iglesias, durante una entrevista con Carlos Herrera en la COPE.

Carlos Herrera abordaba la cuestión del desarmen de ETA. Nicolás Redondo, harto, lanzaba una demoledora crítica y acusación al secretario general de Podemos que deja temblando a su partido.



La tertulia política de este viernes en Herrera en COPE abordaba el último movimiento propagandístico de la banda criminal ETA y su escenificación de entrega de las armas. Carlos Herrera iniciaba una ronda de preguntas a los contertulios (David Gistau, Maite Alcaraz y Nicolás Redondo Terreros), todos ellos, como les contamos ahora en ESdiario, muy críticos con la organización terrorista y con los partidos que históricamente han sido tibios con el entorno etarra. 

Carlos Herrera lamentaba, para dar paso al asunto en cuestión, que el acto de entrega de las armas es un "acto propagandístico" al que algunos partidos se suman de manera entusiasta "como el Partido Socialista de Euskadi (PSE) y ceder la palabra a quien ha sido el colaborador más contundente, el socialista vasco, Nicolás Redondo. Redondo, cargado además de autoridad moral al ser uno de los políticos amenazados por ETA, no ha podido reprimir su ira ante alguno de los comportamientos de los dirigentes de Podemos y su tibieza para con los terroristas. 

"Las víctimas han sido la consecuencia dramática, nosotros luchamos allí por la paz y por la libertad", explicaba Redondo tras criticar la actual postura del PSE (que ha permitido realizarse una foto "de paz" con Otegi y excluyendo al PP) para después interrumpir al resto de contertulios al programa y pedir disculpas por las interrupciones,  "perdonadme que os interrumpa pero ni no lo digo reviento: nadie en este país en política le está pidiendo a Pablo Iglesias que ha hablado del terrorismo de una forma muy suave, nadie le ha dicho a Pablo Iglesias, ni le ha pedido cuentas sobre su comportamiento en política cuando ETA actuaba. Nadie", decía visiblemente enfadado Nicolás Redondo

Nadie le ha dicho a Pablo Iglesias, ni le ha pedido cuentas sobre su comportamiento en política cuando ETA actuaba. Nadie.

Pero el auténtico bombazo estaba por llegar: "Y este chico, Pablo Iglesias -explicaba Redondo- no sólo no estuvo nunca con los que defendimos la libertad en el País Vasco, sino que algunos etarras tenían su teléfono". "Ese es un problema grave y por eso mi posición totalmente contraria a estos tíos. Y por eso a estos hay que exigirles el máximo no el mínimo", concluía el histórico dirigente del socialismo vasco. 

Ni que decir tiene que las redes sociales son un hervidero de comentarios tras la sorprendente revelación de Nicolás Redondo. Puede escucharlo pinchando este enlace.

Un programa muy crítico con la "propaganda" del terrorismo etarra y que, tal y como les hemos contado en ESdiario, también recibía la visita de la eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundua. "Haréis cosas que me helarán la sangre", le espetó en su día la madre de Maite Pagazaurtundua al entonces lendakari Patxi López. Y este viernes la propia eurodiputada de Unión Progreso y Democracia ha dicho que el PSE ha sido engatusado por la izquierda abertzale y ha opinado que el PNV quiere blanquear la historia porque miró para otro lado cuando ETA actuaba. Pagazaurtundua ha asegurado que se ha derrotado a ETA "operativamente, pero no políticamente". "Por eso la izquierda abertzale engatusa a los socialistas. Son muy hábiles como tahúres, bastante mas hábiles que los socialistas vascos", ha espetado.

Después de que socialistas y peneuvistas firmasen un manifiesto por el desarme junto a Bildu, la eurodiputada ha acusado al PSE de estar "contratado" para "blanquear la parte de la historia que le interesa al PNV" porque este partido "muchas veces miró hacia otro lado".

Es más, ha denunciado que, aunque era ETA quien amenazaba con el "piensa como yo o muere", durante "décadas de acoso" el "mundo del PNV fue frío" con las víctimas. "En el fondo, como tenían enormes prejuicios como nacionalistas que eran, se sentían emocionalmente más cerca de los que nos perseguían que de nosotros. Éramos un poco como de segunda clase", ha lamentado.

"Tienen ahí una parte de limpieza que quieren hacer y para eso han contratado al PSE, lamentablemente. No creo que sean conscientes del papelón que llevan jugando varios años", ha remachado.

Comenta esta noticia
Update CMP