Ximo Puig le debe 4.000 euros a Camps por los tres trajes

Camps conversa con el Rey durante la entrega de premios de la Fundación Broseta el pasado mes.

Camps conversa con el Rey durante la entrega de premios de la Fundación Broseta el pasado mes.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tiene una deuda económica pendiente con el ex presidente valenciano Francisco Camps desde hace seis años.

Francisco Camps fue absuelto por un jurado popular por un delito de cohecho impropio pasivo en el caso de los trajes. El Tribunal Supremo, en abril de 2013, volvía a dar la razón al ex presidente y condenaba a cuatro destacados socialistas, entre ellos Joaquín Puig Ferrer, al pago de las costas causadas en la tramitación del recurso.

A día de hoy la deuda, cuantificada en unos 4.000 euros por el ex líder del PPCV, sigue pendiente. Camps, quien  reclamó en su momento el dinero sin éxito, no desaprovecha la ocasión para referirse al actual presidente de la Generaliat como "moroso". Una victoria moral que con el paso del tiempo empieza a tener más valor.

Esta misma semana Camps recibía una nueva noticia de los tribunales y Puig volvía a quedar en cuestión. El juzgado de instrucción número dos de Valencia daba carpetazo a la causa sobre la organización de la Fórmula 1. La abogacía de la Generalitat, en una determinación que llamó la atención, recurrió la decisión de la jueza y del fiscal anticorrupción de dar carpetazo a la causa. Los letrados de la Generalitat sostenían que había serios indicios de "criminalidad" contra Camps.

La jueza insistió en que de la investigación no se permitía sostener una acusación por los delitos de malversación y prevaricación. El auto saca los colores a la Abogacía de la Generalitat e indirectamente a los policías de la UDEF que elaboraron un informes que por lo visto no debían tener la enjundia que en su día se presupuso.

El caso Nóos y la Gürte, once años después

La Abogacía de Generalitat va acumulando "despropósitos" con Camps como protagonista. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS), en la sentencia del caso Nóos que llevó a Iñaki Urdangarín a la cárcel, reprochó el papel desarrollado por la letrados dependientes del Consell al adherirse al recurso del fiscal cuando únicamente estaba personada como actora civil y, por tanto, era "convidada de piedra" en la acción penal.

Por este motivo, el TS condenó a la Generalitat al pago de las costas ocasionadas por la presentación de este recurso. Una cantidad nada despreciable que ha sido pagada con los impuestos de los valencianos.

Al inicio de este mes, Camps volvía a los tribunales para declarar como imputado en la pieza 5 que afecta al stand de Fitur de Grandes Proyectos de 2009, incluido en el caso Gürtel. Una trama que destapó el juez Baltasar Garzón, condenado con posterioridad a  11 años de inhabilitación y expulsado de la carrera judicial por el Tribunal Supremo.

¿Cómo es posible que diez años abierto en canal y nadie haya descubierto ni una reunión con policías como la de Dolores Delgado, ministra de Justicia o el ex juez Baltasar Garzón donde se habla de 'qué bueno que tengáis una red de prostitución para sacar información y extorsionar'?"  se preguntaba Camps tras declarar ante que el juez José de la Mata. El ex presidente reiteró haber estado siempre al margen de los procesos de adjudicación de la Administración. A día de hoy, Camps no ha sido condenado por tribunal, pero el caso de los trajes acabó con su carrera política en julio de 20011. Siete años y seis meses después, Camps volvía a pisar el Palau de la Generalitat en el acto de entrega al Rey Felipe VI del Premio a la Convivencia Manuel Broseta, una suerte de desagravio al monarca, tras diversas reprobaciones en Cataluña. En segunda fila, Camps escuchó la intervención del homenajeado y la de su "deudor" Puig

Comenta esta noticia
Update CMP