24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mito de que Ayuso confina obreros: también la quinta ciudad española más rica

Ayuso, anunciando las restricciones

Ayuso, anunciando las restricciones

Podemos y Más Madrid lanzan una campaña contra las restricciones que acusa al Gobierno de restringir solo a barrios humildes. Los datos desmontan una denuncia falsa.

En muchas provincias de España, se ha vuelto a fases de "desescalada" habituales de abril y mayo. Desde julio incluso, distintos Gobiernos regionales han apretado y soltado el acelerador en función de los contagios: en las Islas Baleares, Aragón, Cataluña, La Rioja o el País Vasco, se han ido adoptando esas medidas con normalidad, sin ninguna polémica al respecto.

Solo en la Comunidad de Madrid ha saltado la controversia. El anuncio de Isabel Díaz Ayuso de condicionar la movilidad en seis distritos de la capital y un total de ocho municipios madrileños ha sido el detonante de una campaña que ya venía de lejos y tiene en la moción de censura el sueño nada discreto de Moncloa y la práctica totalidad de la izquierda madrileña.

Su argumento es conocido, y lo resumen portavoz de Podemos y Más Madrid sin ningún reparo. Por ejemplo Isa Serra, la exportavoz de Podemos condenada por agresiones policiales: "Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado tienen que abandonar de manera urgente el gobierno de la Comunidad de Madrid. Por la dignidad de los barrios populares. Por la dignidad de los y las madrileñas".

 

Es la frase menos gruesa. La mayoría son de más calibre, como una difundida por Juan Carlos Monedero y tomada de un diputado regional de Podemos, Jota Cañada: en ella se ve una imagen de la plaza de la Cibeles con un cartel falso que reza lo siguiente: "Bienvenidos a Madrid. Movilidad prohibida a los pobres".

El goteo de mensajes similares es incesante, con caras conocidas de la política y la comunicación repetiendo una idea similar: desde Íñigo Errejón hasta Antonio Maestre, pasando por Elisa Beni o la plana mayor de IU. Todos acusan al Gobierno de Madrid de cebarse con los barrios humildes por razones, se sugiere, "clasistas".

 

 

La realidad es bien distinta. Las restricciones de movilidad, de uso de espacios públicos como los parques o de cierre anticipado de la hostelería han tenido una única razón, según explican a ESdiario fuentes del Gobierno madrileño: que superaran los mil contagios registrados por cada mil habitantes.

 

 

Que ello coincida con los barrios o ciudades con más densidad poblacional responde a un parámetro incesante en la pandemia: donde hay más gente, hay más contagios.  Y donde la concentración es menor, las cifras de COVID descienden. Sin importar la renta. Un ejemplo sencillo: el municipio con más renta de Madrid y de España, Pozuelo de Alarcón; supera la tasa de incidencia de los últimos catorce días de Alcalá de Henares, aunque los recursos del primero son casi tres veces superiores.

La misma tónica se ve en las zonas señaladas por la Comunidad para aplicar medidas de contención del COVID: frente al discurso crítico de Podemos y Más Madrid, con un PSOE más pasivo pero dispuesto a recoger el pescado del río revuelto; lo cierto es que las limitaciones se han aplicado sin tener en cuenta la morfología social o económica de los afectados. Simplemente su estado sanitario.

Eso se percibe con otro dato incontestable: uno de los afectados en Alcobendas, el quinto municipio con más renta disponible para sus vecinos, muy superior a la de otras localidades "confinadas" por Ayuso como Fuenlabrada o Getafe pero, también, a la de la totalidad de los 173 municipios madrileños que no han sido incluidos en el decreto.

 

 

Lo mismo ocurre con los distritos y barrios afectados de la capital. Todos son populosos, casos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas o Puente de Vallecas; pero hay uno con rentas más altas, caso de Ciudad Lineal. Y otros con características similares de población, renta o movilidad que no se han metido en el saco por la razón de que sus contagios son inferiores, como Orcasitas o San Blas.

 

La conclusión es sencilla: allá donde vive más gente, las concentraciones son superiores o el relax ante las medidas de protección ha sido mayor; las restricciones han llegado. Pero en un mapa general donde caben muchos más barrios y municipios de los que la izquierda denuncia. Ni son solo zonas humildes, ni están exclusivamente en el Sur de la región o de la capital.

San Sebastián de los Reyes, con la 71 renta disponible más elevada de España, tendrá limitaciones de movimientos durante al menos catorce días. Torrejón de Ardoz, situada en el puesto 608 del ránking de riqueza, en cambio no. Y nadie descarta que, en una o dos semanas, se extienda ese control a todas las zonas de Madrid. Difícilmente se podrá mantener entonces que solo se "prohíbe el movimiento a los pobres".

Comenta esta noticia